Análisis – Quest for Infamy

Título: Quest for Infamy
Desarrollador: Infamous Quest
Plataforma: PC
Género: Aventura Gráfica / Rol
Año de lanzamiento: 2014

Quienes me sigáis en esta aventura en la que resulta el blog tal vez recordéis que el verano pasado estuve bastante viciado a un juegazo de finales de los años 80 (de 1987, si no recuerdo mal) llamado brevemente Quest for Glory, aunque también era conocido como So you want to be a hero. Creo que pocas veces en mi vida me habré reído más con un juego, y eso es decir mucho dado el número de títulos que llego a pasarme al año.

Leyendo el título de aquel juego, y del que hoy analizo, es inevitable hacer algún tipo de comparación no muy mal encaminada. Y es que Quest for Infamy resucita el espíritu de la famosa saga de juegos de Sierra, solo que esta vez como bien podemos discernir, no buscamos la gloria. Tampoco es que busquemos la infamia, o al menos a mí no me lo pareció. Básicamente somos alguien que ha huido de una situación un tanto rocambolesca y ha ido a parar a otra peor todavía.

QforInfamy2

El comienzo de la historia es un tanto flojete, pero mola bastante. Porque todo aquí es un homenaje constante a los Quest for Glory. Nuestro personaje tiene sus habilidades calcadas de dicha saga: Escalar, ganzúa, vitalidad y un largo etcétera. Y para ejercitarlas hay que hacer más o menos lo mismo. Te puedes liar a trepar un árbol para mejorar tu nivel de escalada; o puedes ir paseándote por el pueblo a hurtadillas para mejorar tu sigilo. Incluso si escoges la clase del ladrón (cosa que desgraciadamente yo no hice para salir un poco de la temática que elegí el año pasado), también puedes entrar a saquear casas como misión secundaria. Todo un acierto.

Volviendo al tema de la historia, como os he dicho es bastante flojete al principio dado que acabas en un pueblo de mala muerte sin mucho que hacer. Hasta que la cosa se complica con varios giros argumentales. La historia tiene su trama política, sus traiciones… Y un villano bastante chulo. De hecho está secretamente nominado a “Mejor antagonista del año”.

Visualmente, y aunque no lo parezca, este juego es de 2014. Aquí se ha tirado por ir más a por un estilo visual que sea más “potable” que el de los primeros Quest for Glory, y como resultado tenemos el típico juego arrancado directamente de 1993. El motor gráfico, por si os interesa, es el Adventure Game Engine y está pensado específicamente para desarrollar aventuras gráficas. ¡Y es gratis!

QforInfamy3

Todo alrededor de este juego me plantea la misma pregunta: ¿Por qué narices no lo he conocido hasta ahora? El juego lleva tres años en el mercado y no sabía nada de él hasta unas ofertas en GOG (Where else?), momento que cayó en el selecto grupo de mi lista de deseados para finalmente ser un regalo de mi prometida por nuestro aniversario. Ni siquiera sabía de la existencia de la herramienta que usaron hasta que busqué cómo ponerme en contacto con los desarrolladores. Finalmente no lo hice, porque tenían un apartado de FAQ en su página web donde respondían a todo lo que quería preguntarles. Otra vez será.

El juego está tirado de precio y me parece una oportunidad maravillosa para poder recordar los buenos tiempos de las Aventuras Gráficas, y me da bastante rabia que no se conozca este título. Es que es tal el nivel de desconocimiento que, cuando me quedé atascado me volví absolutamente loco buscando ayuda, porque en internet hay literalmente DOS guías y un Walkthrough en YouTube. Que ni siquiera está acabado. Una de las guías es, además, de los propios desarrolladores. No sé si la hicieron de memoria o algo, porque está desordenadísima.

QforInfamy4

Los puzles por lo general son de un nivel bastante asequible y guardan su lógica, pero hay otras cosas que te exigen estar híper metido en lo que está pasando y son tan absurdamente coherentes, que no se te ocurren. Hay un momento en que necesitas avanzar por un paso donde hay un escudo mágico con unas runas. Y claro, no tienes ni idea de runas. ¿Qué hacer? La solución pasa por ir a la puñetera biblioteca y preguntar por un libro sobre runas antiguas… Es que es tan… No sé, ¿evidente? ¡Que a mí no se me ocurrió!

He echado en falta una cosa en este Quest for Infamy, y es la presencia de más conversaciones, de más desarrollo de personajes. Hay gente que llegados a un punto te considera su amigo, y tú no sientes que exista ese lazo porque no se han desarrollado las relaciones lo suficiente. Es un mal menor en este juegazo, lo sé. Pero es que faltan conversaciones, se siente un título donde se habla poco por lo general. Luego hay momentos donde te puedes tirar, literalmente, diez minutos hablando con alguien. Esos diez minutos siempre tienen información vital, y yo por lo menos no soy capaz de mantener la atención durante tanto tiempo en un juego.

Por todo lo demás, esta es una de esas joyas ocultas de los videojuegos. Uno de esos títulos que cuando descubres dices “¡Mamma mia!” Quizás pase como con los Penumbra, o los S.T.A.L.K.E.R. y dentro de cinco años sea de culto. Pero hasta entonces, toca seguir preguntándose: ¿Es que los que clamamos por el regreso de las aventuras clásicas no estamos pendientes del género que tanto ansiamos?

8,5/10

2 comentarios en “Análisis – Quest for Infamy”

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s