Impresiones – Cuphead

Ayer por fin salió a la venta Cuphead, ese juego independiente con estética de dibujos animados de los años 30 que se anunció, ojito al dato, en el año 2010. ¿Es esta la prueba de que un juego con un desarrollo largo y tortuoso puede ser bueno? ¡¡Pues todo apunta a que sí!! He podido jugar un poco; tampoco me he metido la viciada padre porque tengo un fin de semana muy complicado, pero sí lo suficiente para comprender que estamos ante el que es, sin duda, el juego independiente del año.

La estética años 30, tan característica de dibujos como las llamadas Silly Symphonies de Disney está cuidadísima con unas animaciones que madre mía. La música sigue el mismo camino, con temas rollo jazz inspiradísimos en clásicos de Benny Goodman como el mítico Sing, sing, sing. Por si fuera poco el juego está plagado de referencias a la primera mitad del siglo XX. Uno de los primeros jefazos que nos encontramos se llama Root Pack en claro homenaje al Rat Pack que formó originalmente Humphrey Bogart con Frank Sinatra, Judy Garland, Lauren Bacall y más gentecilla tipo David Niven.

 Pero vamos a centrarnos en la jugabilidad. Me alegro de no haber tocado en público el tema del periodista este que se tiró más de veinte minutos para pasarse el primer nivel, porque va a haber más de uno de los que sí lo ha hecho que va a tener que agachar la cabeza y pasar sin pena ni gloria mientras muere una y otra vez. Porque os puedo confirmar que el juego es difícil de narices, al menos hasta que le coges el ritmo; y es que es un juego muy muy rápido, muy frenético. Realmente ha sabido recoger ese no parar de los dibujos de los años 30.

El control en PC es infame hasta el punto de que, habiéndolo comprado en GOG, he tenido que meterlo en Steam para jugar con mando porque con el teclado es absolutamente imposible. Si tenéis un mando de 360 u otra cosa, entonces no hay de qué preocuparse. Pero ya sabemos cómo funciona el Steam Controller: Solo sirve para Steam. Y la opción de teclado no deja usar el mando así que… También aviso que os vais a dejar el dedo que uséis para disparar hasta que lleguéis a cierto punto.

En cuanto al diseño de niveles, este se basa prácticamente en combates contra jefazos (al menos hasta donde he llegado). Me he pasado el primer nivel, he llegado al segundo y he combatido contra por lo menos cuatro o cinco jefes. Nada mal, nada mal. Lo que no me está gustando de todo esto es que la dificultad se basa muchísimo en el ensayo y error, en saber qué viene para reaccionar. Los niveles como tal son cortos y no duran más de tres minutos, pero a base de repetir y repetir se alargan hasta que eres capaz de pasártelo.

¡Por ahora nada más! Seguiré dándole caña y en cuanto lo acabe (que puede ser mañana como dentro de dos meses, ya sabéis), haré un análisis. ¡Hasta pronto!

Un comentario sobre "Impresiones – Cuphead"

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s