Análisis – The Sexy Brutale

Título: The Sexy Brutale
Desarrollador: Cavalier Game Studios, Tequila Works
Plataforma: PC (versión analizada); Nintendo Switch; PlayStation 4; Xbox One
Género: Rompecabezas
Año de lanzamiento: 2017

The Sexy Brutale es uno de esos títulos que a día de hoy no tengo muy claro cómo he llegado a conocer. Sé que acabó más pronto que tarde en mi lista de deseados de GOG y que a punto estuve de comprarlo de salida. Sin embargo finalmente no ha sido hasta hace un par de semanas que me hice con él. El juego tiene una premisa la mar de interesante. Tenemos que impedir unos asesinatos dentro de un casino, el Sexy Brutale, mientras permanecemos atrapados en las mismas 12h.

Una mezcla entre Cluedo y el Día de la Marmota que, una vez le dedicas el tiempo suficiente descubres que no es así del todo. En la práctica real, The Sexy Brutale es un juego al más puro estilo Hitman donde el objetivo cambia su sentido (pasas de matar a salvar) y el hábito que se adquiría en la serie de IO Interactive de cargar la partida para enmendar errores, se vuelve una mecánica con el reinicio del día. Tiene a su favor, además, un toquecillo Metroidvania que apenas tiene peso en el desarrollo principal pero que te permite profundizar más en la exploración del casino y la obtención de coleccionables.

SexyBrutale2

Pero bueno vamos a hablar un poco de la historia, que la he dejado de lado. Cuando empezamos lo único que sabemos es que hemos sido invitados al casino a pasar una velada más, pues somos amiguetes del dueño. Tampoco tardan demasiado en explicar cuál es el objetivo del juego y decirnos las reglas. Por ejemplo, una regla bastante simple: No podemos coincidir con nadie en ningún momento. Si entramos en una habitación cuando hay alguien en su interior, su máscara empezará a perseguirnos obligándonos a salir.

Sí, he dicho máscaras. Cada personaje tiene una máscara y según vayamos salvándoles, nos las iremos quedando. Muy a lo Majora’s Mask. Y sí, obtendremos habilidades tan interesantes como la de hablar con los muertos. Pero no me quiero desviar de la historia, aunque ya lo haya hecho. Porque aunque la premisa es simpática, creo que comete el error de tratar de darle una coherencia narrativa al hecho de que estamos atrapados en el tiempo. Y los motivos que ofrecen me han parecido… No sé, no muy buenos. Y he de decir que esto de las paradojas temporales se me antojan un callejón sin salida. Lo que me pasa con estas cosas, y lo digo justo al día siguiente de haber visto la película Si no despierto, es que lo de estar atrapado en el tiempo reviviendo el mismo día suena súper interesante, en plan “¡Guau! ¡Está reviviendo el mismo día! ¿Por qué será?” y luego pues… en fin. Entiendo que esto ya es una cosa más objetiva.

Dicho esto, volvamos al tema de ir salvando a los personajes. Tal y como está pensado el juego, necesitaremos reiniciar los días varias veces (no más de cuatro en el peor de los casos) para poder entender qué sucede. Y casi todos los casos se pueden resolver reiniciando cuatro veces como mucho. Me ha parecido un juego súper sencillo. Y mira que soy de atascarme enseguida en esta clase de títulos pero con The Sexy Brutale no ha sido posible. Incluso cuando menos idea tenía de lo que había que hacer, he acabado salvando a las víctimas sin saberlo. Y la cara que se me quedaba era un poema. Concretamente hablo de una pareja que, para ser salvada, requería de pulsar un interruptor a la vez que otro personaje. Y ahí estaba la suerte que necesito para que me toquen los Euromillones… Dejándose gastar en apretar, sin saberlo, un interruptor a la vez que otro personaje en otra sala.

SexyBrutale3

Me gusta la premisa de un escenario donde tienes que arreglártelas para salvar o asesinar a alguien. O simplemente un escenario por el que tienes que moverte pensando. Antes he hablado de Hitman, pero aquí encajan títulos como Splinter Cell o incluso Commandos. Esos juegos donde el escenario tienes que aprendértelo, donde se te exige conocer los patrones de los personajes, donde tienes que ir tan justo que cuando consigues avanzar suspiras aliviado. Y me da rabia que The Sexy Brutale tenga ese potencial, incluso podría haber sido un referente si hubieran sabido aprovechar mejor el reinicio de los días. Pero por desgracia se queda a las puertas de muchas cosas.

Me da la sensación de que aquí el problema es que no han sabido desprenderse de la estética que le querían dar y que lastra la jugabilidad. El hecho de poder ver únicamente una habitación y no poder coincidir con alguien no es que de juego a mucho. Porque toda la parte de sigilo que se le puede dar a The Sexy Brutale se desvanece. Solo tienes que esperar a que la otra habitación quede libre (y creedme, el 99% de las veces salen por otro lado). A fin de cuentas el juego se reduce a moverte por donde no hay nadie, espiar lo que hace la víctima, espiar lo que hace el asesino e impedirlo. Y sí, insisto: Es tan fácil como suena.

La música y el apartado visual son un escándalo, lo reconozco. Son los puntos fuertes de un juego sin muchas pretensiones. La música acompaña bien y las distintas habitaciones están geniales. Además ya sabéis que soy un fan absoluto de la vista isométrica y aquí no ha sido ninguna excepción.

SexyBrutale4

¡Casi lo olvido! En serio, a punto estaba de cerrar ya el análisis, pero he recordado algo. Los controles. En PlayStation 4 no sé cómo estará el panorama, supongo que bien porque no es que se pueda dejar mucho a la imaginación. Pero en PC el control es horrible. Vamos a ver, tienes un aparato con…. yo qué sé… ¿Cincuenta teclas? ¿Y me haces moverme con el ratón para luego tener que usar Z, X y a saber qué más para mirar por las puertas usar, poderes y las cosas del inventario? ¿En serio? Es que encima mirad las fotos por Dios: 1 y 3 para pasar el inventario. ¡1 y 3! ¡Que los ratones tienen una rueda! ¡Agh! ¿Por qué no puedo moverme con W, A, S y D? De todas formas si tenéis el juego en Steam y un mando conectado (yo tengo el juego en GOG y uso Steam Controller así que no tuve este problema) el juego toma por ti la decisión de que debes usar el mando. Supongo que porque sabe que teclado y ratón equivalen a cáncer.

Ya para cerrar. Me gustaría poder dedicarle más líneas a The Sexy Brutale pero es que el juego no da para más. Me duró unas cuatro horas, y sabiendo lo que hay que hacer se te acaba en dos y media. Y menos mal porque si el juego llega a durar ocho horas lo dejo. Me ha parecido bastante aburrido, por desgracia. Aún así, creo que es una opción muy interesante para comenzar en juegos de sigilo. Porque aunque no lo es al uso, permite comprender las mecánicas básicas en un entorno bastante cómodo y no muy hostil.

6/10

Anuncios

2 comentarios en “Análisis – The Sexy Brutale”

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s