Bestiario – Los Basiliscos de Dark Souls

Criatura: Basilisco.
Juego donde aparece: Dark Souls y Dark Souls II
Nivel de amenaza: Alto.
Nivel de rareza: Poco común.

Todo había quedado atrás a excepción del ruido de la armadura, que a cada paso se volvía más insoportable. Ante él se presentaba un angosto pasillo sumido en la oscuridad. Ya había perdido la cuenta de todos los lugares decrépitos que había cruzado en sus periplos. Lo que no olvidaba, empero, era que cualquiera de aquellos intrincados túneles podía convertirse en su mausoleo. El caballero sujetaba con firmeza el escudo mientras sentía cómo el peligro acechaba más adelante. Un paso más. Y otro. Hasta que ante él se erigió El Gran Hueco. Había llegado al último obstáculo que se interponía entre el Dragón y él. O eso creía. Porque ahí dentro residían los basiliscos. Y sabía que los basiliscos no perdonaban. Un error; el más mínimo, y todo estaría perdido.

Los basiliscos son criaturas reptilianas, similares a lagartos pero más achaparrados. Aunque parece que tienen dos enormes ojos, esos bulbos no tienen dicha función. Los ojos del basilisco son pequeños y se sitúan debajo. Se mueven a cuatro patas y cada una tiene tres dedos similares a los de un pájaro. Además de los ya mencionados “falsos ojos” hay otra característica que puede llamar la atención del jugador: La papada del basilisco. Es ahí donde almacenan su arma más mortal.

DarkSouls_Basilisk3

Dentro de ese saco se esconde la única forma con la que te atacará un basilisco: Un potente gas con la capacidad de matarte en cuestión de segundos. Encontrarse con un basilisco no es ningún problema a decir verdad. Son criaturas débiles que tienden a huir, y yendo bien preparado caerán de un par de estocadas. La clave es ser rápido, centrarse en el basilisco y no parar hasta que esté muerto.

Claro que si no, siempre se puede hacer caso omiso de las advertencias y sufrir las consecuencias de su gas porque la muerte, casi instantánea, es lo de menos en un juego como Dark Souls. Cuando uno se adentra en los lugares de acecho de los basiliscos podrá percatarse de que abundan extrañas figuras de piedra similares a seres humanos. Y quizás, si uno se distrae, encontrará el motivo. Cuando el gas del basilisco te alcanza, te convierte en piedra. Tú, como jugador, volverás a la hoguera, aunque en el mundo de otros jugadores (si juegas con conexión a Internet), aparecerá una estatua de piedra donde falleciste. En otras palabras: Cuando camines por una zona infestada de basiliscos y veas todo plagado de estatuas ten en cuenta que efectivamente, estás en un auténtico cementerio.

Las estatuas son una consecuencia de ese gas, pero no es la peor ni mucho menos. Lo peor viene cuando, tras fallecer, volvemos a la hoguera. Para quien no conozca Dark Souls, que sé que entre mi público los hay, haré un pequeño resumen: Se trata de un título endiabladamente difícil donde cualquier enemigo es peligroso. Cualquiera. Hasta los más insignificantes pueden suponer un problema. Y de un golpe bien dado, nuestro personaje puede perder fácilmente un 30% o más de su salud. Además en este juego la muerte se paga: Se pierde todo el dinero / experiencia que se hubiera ido consiguiendo y solo se tiene una oportunidad para recuperarlo volviendo al lugar donde moriste. Si vuelves a morir antes de llegar, se perderá para siempre. Cuando uno muere, se pierde la humanidad del protagonista. Esto, a grandes rasgos, quiere decir que nadie podrá ayudarte. En un juego tan difícil como este, no recibir ayuda de otros jugadores puede ser peor que la muerte.

Ahora ya estamos todos en sintonía para explicar lo que pasa cuando nos mata el gas de un basilisco. Que nos maldice. La maldición en Dark Souls es una p**da. Una eme. Reduce la salud del personaje al 50%. A la mitad. En un título donde cada píxel de salud es crucial. Literalmente he ganado combates en este juego teniendo UN píxel de vida. De hecho se le llama así: El Píxel de la Vida. Y sí, se puede curar la maldición. Yéndote a Mordor. Literalmente estuve dos días para quitarme la maldición. Y como no se consulte la Wiki del juego las risas y la desesperación están más que aseguradas.


¿Cómo se cura la maldición?

purging-stone.pngCiertamente existen varias maneras de curar, siendo la mejor idea comprar una Piedra purgadora en la Parroquia de los No Muertos, bajo la Campana del Despertar. A la izquierda tenéis una ilustración de ese objeto. Más tarde descubriría que existían otros sitios, pero me tuve que ir del Gran Hueco hasta las profundidades de Nuevo Londo para quitármela porque no conocía otro medio.

DarkSouls_Basilisk
El Gran Hueco

Para quienes no hayan jugado: Básicamente tienes que recorrerte medio mapa del juego entero con la mitad de la barra de salud sin que nadie pueda ayudarte y posiblemente sin dinero para comprar un objeto que vale una pasta. Y espérate que no te maldigan otra vez.


¿Cómo evitar la maldición?

Ring_Rare_Ring_of_Sacrifice.pngLa maldición no “se puede evitar”, pero se pueden tomar medidas. Existe un anillo dentro del juego conocido como Anillo del sacrificio raro, cuya ubicación (existen tres si no recuerdo mal) no voy a desvelar. Bueno, diré que hay uno en la Fortaleza de Sen. Este anillo protege a su portador de la muerte y anula la maldición. Esto quiere decir que, de llevarlo puesto, si nos mata un basilisco, no moriremos ni caeremos víctimas de la maldición. Aquí está el pero: Cuando esto sucede, el anillo se rompe. Lo que ahora no recuerdo es si se podía reparar. Y por cierto, si uno está maldito y se pone el anillo, no funciona.

También existe un hechizo llamado Disipar maldición con la capacidad de curarla. Para eso tienes que ser un mago o al menos tener la magia más o menos desarrollada. Sus inconvenientes es que no es sencillo llegar a su comprador y que, de usarse, gasta Humanidad (un bien muy preciado en el juego que a grandes rasgos sirve para poder interactuar con otros jugadores).

Luego existe otro anillo, llamado Anillo de mordisco maldito que también ayuda a subir la resistencia contra la maldición. De este modo cuando los basiliscos nos lancen el gas, tardará más en infectarnos. Muy muy útil. También hay mogollón de equipamiento para subir la resistencia a las maldiciones, como la Armadura de Paladín o el Gran Escudo de Artorias.


¿Dónde se encuentran los Basiliscos?

Viven en un par de zonas. La primera vez que nos los encontraremos será en Las Profundidades. Aquí lo normal es no tener un buen equipamiento contra maldiciones, aunque sabiendo que hay que tener cuidado no habrá muchos problemas. No aparecen en grupos grandes, aunque su color oscuro puede hacerlos difíciles de detectar en la penumbra de los estrechos pasillos de Las Profundidades. Es la única zona por la que es obligatorio pasar. Las otras dos son El Gran Hueco, donde yo descubrí sus bondades; y el Lago de la Ceniza. También nos puede caer una maldición en la lucha contra Seth el Descamado.


¿Cuál es su punto débil?

Dark Souls44.jpeg

Ahora que ya sabemos qué hacen y dónde se encuentran vamos a ver las maneras más efectivas de derrotarlos. Su cara (y eso incluye los enormes bulbos de su frente) es su punto más débil, y atacarlos directamente ahí provocará daño crítico. Lo mejor es evitar el enfrentamiento directo y lanzar flechas o hechizos para no darles la oportunidad de gasearnos. De no poder evitar el enfrentamiento yo aconsejo usar una espada o cualquier arma corta. Evidentemente es mejor usar una alabarda o una lanza pero si estamos en las Profundidades, estas pueden golpear en las paredes y ser un problema.

Voy a cerrar con una curiosidad que puede usarse a nuestro favor: Los basiliscos son sordos; así que por las zonas donde sepamos que puede haber uno o varios, lo mejor será avanzar muy despacio, incluso equiparnos con algo que reduzca el ruido de nuestras pisadas como el Anillo del Dragón Dormido.

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s