Bestiario – Arch-Vile

Criatura: Arch-Vile
Juego donde aparece: Saga Doom
Nivel de Amenaza: ALTO
Nivel de Rareza: Raro

Solo existe algo peor que enfrentarse a un Arch-Vile, y es enfrentarse a dos. La serie estrella de ID-Software tiene una cantidad de enemigos de lo más variada. Desde los monstruos más icónicos como el Cyberdemon o la Mastermind pasando por los Mancubus o los Pinkies. Siempre me ha gustado el plantel demoníaco que ha ido presentando a lo largo de sus cuatro entregas principales. Sin embargo existe una clase de demonio que suele pasar más desapercibida que el resto y que es de las más interesantes. Se trataría, cómo no, de los Arch-Vile.

Los Arch-Vile son criaturas demoníacas pertenecientes a la serie Doom. Aparecieron por primera vez en Doom II y desde entonces no han faltado a ninguna entrega de la serie. Son criaturas realmente duras y cuando uno aparece en pantalla ya puedes dejar lo que estabas haciendo para enfrentarte a él porque sea lo que sea a lo que estuvieras disparando, este tío es peor. Los Arch-Vile pueden ser, fácilmente, las criaturas que más han cambiado desde su primera aparición. No solo en cuanto a su diseño sino también en cuanto a mecánicas. Pero, ¿cómo ataca un Arch-Vile y qué le hace tan peligroso?


Los Arch-Vile de Doom II

arch-vile3.jpg

Su aspecto es el de un ser antropomorfo, muy similar a un hombre pero muy delgado. Tiene la piel muy pálida  y unos brazos muy largos. El cráneo, por otra parte, es como alargado.

Son demonios que pueden atacar a distancia pero que, a diferencia de otros ataques como los que lanzan los Imp o los Revenant, son muy difíciles de esquivar. Estos ataques son bastante poderosos y muchas veces sufriremos las consecuencias de enfrentarnos a un Arch-Vile antes incluso de verlos. Su manera de atacar es inconfundible: Es como una llama blanca que ocupa parte del campo de visión y que suele lanzarnos por los aires. Sin embargo esto no es lo peor. Si algo caracteriza a un Arch-Vile es que puede resucitar a los muertos. Es normal estar acabando con enemigos en una sala y sentir como que no se acaban. Hay que estar atentos porque si vemos que un cadáver tiene una llama blanca sobre él, es que está siendo resucitado.

arch-vile4.jpg
Sprites del Arch-Vile

Una vez se localiza al Arch-Vile es imperante matarlo porque no va a parar de resucitar todo lo que encuentre a su paso, incluidos otros Arch-Vile. Creo recordar que en el juego original no se daba esta situación pero si jugamos a alguna expansión sí que nos encontraremos este problema de matar a uno de estos bichos para ver cómo resucita. Matar a estos bichos es bastante sencillo: Dispara hasta que caiga. Da igual con qué, pero si tienes un arma poderosa mejor. En caso de encontrarte con dos, no hay que dudar en usar el BFG-9000 sin ningún tipo de remordimientos. Pocas veces encontraremos un uso más responsable de este pedazo de arma. El mejor momento para atacar a una de estas odiosas criaturas es cuando está resucitando algún demonio o lanzando un ataque. Sobre todo si logramos esquivarlo, quedará muy vulnerable. Ojito con acercarse porque puede atacar directamente y es muy fuerte.


Los Arch-Vile de Doom 3

Aunque no se diferencian demasiado de los vistos en Doom II existe una pequeña diferencia que los hace menos peligrosos. Dado que un aquí los demonios al morir se convierten como en ceniza, no es posible que los Arch-Vile resuciten a su compañeros caídos. El cambio en la mecánica fue sencillo: Ahora se encargan de invocar enemigos. Aunque tienden a invocar demonios “menores” como los Imp o los Cherubs, también pueden llegar a invocar Caballeros del Infierno. Son terriblemente peligrosos en distancias cortas. Aunque en distancias largas es menos efectivo que en la entrega anterior, se ve recompensado con un set de ataques mucho más amplios.

Doom_ArchVile.jpg

Su aspecto es muy similar al que presentaba en la entrega anterior con dos grandes diferencias. La primera y más destacable son sus garras. En esta entrega las tiene con unos bultos rojizos, posiblemente debido a la gran cantidad de energía que puede lanzar. Posiblemente el “nuevo tamaño” sea el motivo por el que a corta distancia pasa a ser mucho más letal. Su otra diferencia, aunque menos notable, la encontramos en su cintura que ya no se ve tan frágil y esquelética pasando a ser más normal.

Bajo mi punto de vista sigue siendo un objetivo prioritario cuando aparece porque tienes un porcentaje muy alto de que la cosa no acabe bien si se le deja campando a sus anchas por mucho tiempo. Hay que tener en cuenta algo a nuestro favor: Que cuando invoca enemigos estos no suelen aparecer cerca de nosotros, sino más bien a una distancia prudencial.


Doom 2016

Doom_Summoner.png

En esta entrega no hay Arch-Viles aunque hay unas criaturas que desempeñan la misma función. Se trata de los InvocadoresSummoners. Su función es exactamente la misma que la vista en Doom 3 pero siendo mucho más peligrosos ya que son bastante rápidos y pueden teletransportarse. Si ya en la entrega anterior estábamos ante un enemigo que tenía que ser prioritario, cuando se trata de un Invocador es absolutamente necesario acabar con él en el menor tiempo posible. Sus ataques son muy peligrosos.

Visualmente se desmarca por completo de los Arch-Vile, aunque encontramos ciertas reminiscencias como la forma de la cintura heredada del demonio de Doom II y las garras ensangrentadas de la tercera parte. Todo lo demás ofrece un diseño nuevo que no tiene nada que ver. Este enemigo no tiene pies y se desplaza levitando.


 

Tres versiones del mismo enemigo, cada una con sus propias características pero todas muy peligrosas. Cuando uno de estos aparece en pantalla sabemos al instante que la batalla acaba de complicarse mucho. Sin embargo, conociendo cómo se comporta y las formas que hay de enfrentarse a él e incluso de saber si está cerca, el Arch-Vile caerá pasto de las balas.

La sección Bestiario regresará pronto con nuevos y originales enemigos. Si no te quieres perder ninguna de mis entradas puedes suscribirte por ahí abajo a la derecha y se te notificará. ¡Hasta la próxima!

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s