Los martes al blog

Cuenta la leyenda que hubo tiempo en que La Ludoteca de Gabi actualizaba. Hay quien incluso asegura haber visto varias entradas la misma semana. Hoy podéis leer aquí y ahora que las leyendas… Eran ciertas. Ha sido un mes de marzo algo complicado porque he tenido que estar a mil cosas, a decir verdad. Y menos mal que tenía preparado el análisis del Turok porque si no, ni eso. Ya sabéis que no me gusta dejar de lado el blog pero hay épocas que piden que el tiempo se administre de otra manera. He querido actualizar el Bestiario, porque empezó muy fuerte y luego desapareció. Pero ni siquiera me ha dado la vida para ello.

oracleseasons-e1522137895327.jpeg

Como soy un hombre de principios sí me ha dado la vida para jugar. Que si no juego no hay blog. Y uno de esos juegos han sido la causa de que el blog quedase así, a la intemperie. Expuesto. Como un yermo nuclear. Fue un día como otro cualquiera. Mi prometida y yo paseábamos por el Palacio de Hielo de Madrid, mirando aquí y allá. Pensando qué cenar. Y como cada día me las ingenié para que, sin que se lo viese venir, entrásemos en el GAME de turno a ver. Pero la sorpresa regresó a mí como un boomerang. Porque mi novia aprovechó que miraba juegos de PS4 para tomar entre sus suaves manos una tarjetita. En ella se leía The Legend of Zelda: Oracle of Seasons.

Menudo juegazo. He querido escribir unas impresiones pero he preferido dejar todo lo que tengo que decir para un análisis hecho y derecho. A día de hoy estoy a las puertas del Jefe de la quinta mazmorra: La Cueva del Unicornio. No quiero adelantar acontecimientos pero el juego tal y como va, y sabiendo que va a mantener el nivel lo que me resta de aventura, va a gastarse no menos de un 9,5 en la nota. Ya puse un 10 al Resident Evil 4 y no me gusta ir repartiendo notazas como si fueran caramelos. De hecho en el primer año del blog solo puse uno, y fue a Undertale.

DyingLight1.jpg
Dying Light

¿Ha sido lo único a lo que he podido jugar este odioso mes de marzo? No. He sacado tiempo aquí y allá para poder dedicárselo a Dying Light y The Surge. Ahora hablamos de este último que primero necesito despachar el título de Techland. Para quien no lo sepa o no se acuerde, gracias a él se pudo conocer al primer villano, el primer archienemigo de este espacio libre de la red de redes. Hablo de ello aquí. El juego lo compré en GOG aprovechando las rebajas navideñas y por fin decidí empezarlo. Tenía ganas de un juego de zombis y también de algo de roleo por lo que pensé que encontraría en Dying Light la horma de mi zapato. Mas cuán equivocado estaba. Me lo acabo hoy así que el análisis no tardará en llegar teniendo en cuenta que estaré de vacaciones.

TheSurge.jpg
The Surge

Del que tardaréis más en recibir noticias es de The Surge aunque también tengo mucho que decir. Y no bueno. El juego empieza francamente bien: Engancha, sorprende y su sistema de combate resulta divertido e incluso innovador. Pero al mismo tiempo ese sistema de combate demuestra que las mecánicas no están todo lo pulidas que deberían. Los enemigos se repiten tanto que llegan a cansar. Precisamente su mayor problema es ese: Lo repetitivo que es. Otro juego que quiero acabar solo para poder despacharlo a gusto. Es una pena porque la expansión que sacaron hace relativamente poco, llamada A walk in the park me llamaba la atención. Pero igual que con los DLC de Dying Light, prefiero no acercarme. Bueno quizás le dé una oportunidad a The Following ya que viene incluida con el juego de Techland. El gran problema que tiene Dying Light es que se abusa demasiado del primer escenario que no entra por los ojos precisamente. Y para cuando se llega a la segunda zona, por lo menos en mi caso, no tienes ganas de meterte de lleno en ella.

ITB_ss_1
Into the Breach

Volviendo al blog, no tengo previsto publicar nuevos análisis en los próximos días. Hasta donde sé, solo tengo pendiente el de Into the Breach pero me gustaría dejar un poco de tiempo, darle otra vuelta y ver qué más tiene que ofrecer porque siento que lo acabé y no terminé de explorar todo lo que podía ofrecerme. Lo que sí que habrá son dos artículos que llevo tiempo queriendo publicar. El primero está relacionado con lo que dijo Donald Trump sobre cómo los videojuegos son los culpables de muchas de los tiroteos que hemos visto en los últimos meses. El otro estará a medio camino entre la opinión y el especial (por decirlo de alguna manera) porque quiero hablar sobre los planos secuenciales y su importancia en la narrativa. ¿Por qué? Porque he leído duras críticas al último God of War por no tener cortes de cámara. Vivir para ver.

Y nada más por ahora, queridos lectores. Una pequeña pero bien aprovechada actualización para que sepáis eso: Que sigo vivo, que no he vuelto porque nunca me fui; y que si no es esta semana será la siguiente. Pero habrá novedades. ¡También seréis los primeros en conocer qué es lo que me ha estado robando tanto tiempo! (Además de mi boda). ¡Hasta pronto!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s