Análisis – Ni no Kuni II El Renacer de un Reino

Título: Ni no Kuni II: El Renacer de un Reino
Desarrollador: Level5
Plataforma: PC (versión analizada) ; PS4
Género: J-RPG
Año de lanzamiento: 2018

 No recuerdo cuándo conocí los primeros detalles. Sé que fueron en una revista en la que leí que Level5 se había unido a Estudios Ghibli, la gente detrás de algunas de las mejores películas de animación de la historia como pueden ser La Princesa MononokeMi vecino TotoroEl viaje de Chihiro. También tienen algunos tostones infumables como Cuentos de Terramar. Pero no estamos aquí para hablar de cine, sino de Ni no Kuni. Quería empezar hablando de que mi primer contacto con la serie fue en un medio impreso. Y las imágenes me entraron por los ojos.

Ni no Kuni II 2

El apartado visual es importantísimo a la hora de llegar al público con una obra como esta y en un medio como es el videojuego. Ni no Kuni no solo era como meterse de lleno en una película de Estudios Ghibli. Era como meterse en una verdadera fábula donde las mecánicas, la historia, la música y el doblaje se unían a esos graficazos para ofrecer uno de los mejores títulos que han salido para PlayStation 3. Sí, ya sé que el Ni no Kuni original salió primero para Nintendo DS, pero no he jugado.

Aquella primera entrega era redonda y como guinda del pastel, su historia quedaba cerrada y bien cerrada. Tanto es así que esta segunda parte se desmarca del argumento que se pudo vivir entonces. En esta ocasión la aventura empieza cuando Roland, el Presidente de una nación desconocida, es transportado mágicamente al Reino Cascabel. Justo en ese momento se da un golpe de estado y Roland escapa junto al heredero: Un joven Evan Pettiwhisker Timoteo. Una vez huidos, Evan (el protagonista) decide formar su propio reino y posteriormente, unir a todas las naciones bajo un mismo tratado porque… Bueno, es su sueño y tal.

Ni no Kuni II 3

Aquí ya las cosas se complican mucho, así que id agarrándoos a lo que tengáis más a mano porque voy a empezar a poner a caldo al juego mientras lo cubro de alabanzas. Vamos con lo malo primero: El argumento es terrible. Es flojo y hasta tiene varias lagunas en la narrativa. Las motivaciones aunque muy vistas me parecen correctas; el problema aquí es que, a diferencia de otras obras, no sirve para profundizar en nada. Cuando uno toma Tales of the Abyss, por ejemplo, se intenta salvar al mundo como sucede en Ni no Kuni 2. Cada aventura lo hace a su modo, pero en Tales of the Abyss, los protagonistas van cambiando. Luke von Fabre y sé que lo dije y lo puse como ejemplo cuando hablé de Tales of Zestiria en su análisis, cuando comenzamos a jugar es un niñato insoportable. Pero ese príncipe mal criado acaba madurando y nosotros somos testigos de ese viaje.

Ni no Kuni II 6

Evan, por el contrario, ve cómo su padre muere envenenado por una traición; cómo le arrebatan su trono, le destrozan la vida y hacen que la mitad de sus súbditos vivan en la inmundicia. ¿Le importa? ¿Le afecta? Llora durante dos o tres cinemáticas, funda su reino y ancha es Castilla. Que esa es otra. Yo no entiendo aquí por qué solo hay cinco reinos en todo el juego con lo fácil que te pintan el fundar el tuyo, pero bueno. Lo que intento decir es que Evan es un yogurín que quiere fundar su reino y que todo el mundo viva en paz. Y ya. No hay roces con nadie del grupo, no hay una evolución, no hay una demostración de cómo no todo es blanco o negro. Nada.

El juego se empeña en ser ñoño hasta puntos que parece que te estás asfixiando con un algodón de azúcar. Y la moraleja final de la aventura es que nadie es malo. De hecho el caos como tal se forma digamos por un “malentendido”. Quien quiera que le desarrolle todo esto que me pregunte o algo pero no quiero hacerlo aquí because spoilers.

Ni no Kuni II 1

Siguiendo con lo negativo, la historia es cíclica. Es algo que nunca me ha gustado y menos en un J-RPG; pero aquí ralla demasiado. La mecánica del argumento es la siguiente: Llegas a un reino, hay un problema, te dedicas a hacer favorcillos cual Frodo, acabas solucionando la situación; y llegados a este punto te piden perdón por todo el mal causado, se firma el tratado de la felicidad y aquí paz y después gloria.

Nos vamos a pasar la vida haciendo de recadero. Literalmente. ¿Y qué se consigue con todo eso, os preguntaréis? Pues gente para nuestro reino. Así que ahí estamos nosotros: Fervientes y apasionados reyes con una nación nueva a estrenar, llevando unos bollitos de pescado a fulanito de tal que no es capaz ni de caminar doscientos metros, porque está muy ocupado haciendo como que trabaja.

Estoy siendo demasiado injusto, lo sé. Pero el Ni no Kuni original no era tan ñoño ni tan vanal. Al menos ahí teníamos todo el rollo de los únimos. Aquí el combate ha quedado como en el de un Tales of. ¿Namco, eres tú? En parte reconozco que se agradece en parte porque el combate en ese juego acababa por resultar tedioso. Aquí en cambio la cosa funciona bastante bien. La I.A. tiene sus momentos de retraso mental profundo pero los combates son rápidos y sencillos de entender. Además tenemos todo el rollo de las magias que bueno, no es que sea un sistema súper profundo pero cumple.

Ni no Kuni II 8

Antes he nombrado que hay que conseguir súbditos para nuestro reino y quisiera hablar de eso. Nuestro reino se puede mejorar por varias razones: La principal porque sí. Es divertido y la gestión es sencillita. El sistema engancha de lo lindo y como comenté en el Especial del Juego del Mes de Abril, llegó un punto en que avanzaba en la historia para poder seguir con mi reino. La segunda razón por la que compensa dedicarle tiempo a nuestro reino es para poder obtener mejores materiales y equipación. Llegados a cierto punto es conveniente ir mejorando nuestras armas para poder dar más caña a los enemigos. La tercera razón por la que es bueno que vayamos mejorando el reino es que si no lo haces, cuando llegues al final; repito: AL FINAL, te van a exigir que tu reino esté a nivel 3 y tu fragua a nivel 4. Y eso se logra con pasta y súbditos. Los súbditos se sacan de las misiones secundarias y los recados, que por lo general son una parida. Menos cuando te piden un material que ni el uranio. Es que ni con guías. Pero bueno.

Ni no Kuni II 5

Con el rollo de las batallas campales pasa más de lo mismo: Son divertidas pero a mí por ejemplo no me decían nada así que, como eran una tarea secundaria decidí pasar de ello. Hasta que después de mejorar mi reino y mi fragua me dijeron “Eh, qué tal si subes no sé, unos quince niveles en esto. Porque te vamos a meter un combate final basado en esta mecánica totalmente secundaria.” Habría llamado a Level5 y me habría limitado a aplaudirles durante cinco minutos sin decir nada más. Ininterrumpidos.

Y ya puestos a echar más horas que un reloj voy a nombrar dos cosas. La primera, tiene que ver con el reino. Podemos llevar a cabo investigaciones para poder tener acceso a nuevas magias, materiales, etc. Pues llevan tiempo. Pero tiempo en plan una hora eh. Como si fuera un juego para móviles. Me ha parecido fatal. La segunda cosa que quería comentar tiene que ver sobre la dificultad. El juego es fácil no, lo siguiente. He llegado a enfrentarme a enemigos que me sacaban más de 10 niveles (recordemos que esto es un J-RPG) y no tener problemas. Durante todo el juego no he necesitado comprar nada tipo pociones (hojas medicinales). Y ni siquiera sé cómo se llama lo que te restablece el maná porque directamente ni lo usé. Bueno pues todo son risas hasta el capítulo cinco o seis que deciden aumentar la dificultad que te mueres.

Ni no Kuni II 4

El enemigo al que me enfrenté que me sacaba 10 niveles es uno de los muchos que hay repartidos por el mapa a modo de “jefes finales opcionales”; vamos que puedes ir contra ellos más tarde. Contra los enemigos normales siempre iba al mismo nivel. El juego estaba muy bien equilibrado en ese aspecto. Pero a mitad de historia absolutamente todo te saca 10 o 15 niveles. Y ya no hay tantas risas. Hay que empezar a echar horas como un campeón para que no te fundan la vida de dos espadazos.

Dicho todo lo malo, vamos a lo bueno. Con la tontería, el juego engancha. Demasiado. Y lo mío con el reino llegó a un punto de enfermedad tal, que hubo días que le eché un par de horas solo a su gestión. Me voy a tener que poner con Tropico 5 otra vez, maldita sea. El juego en general es muy sólido y conserva la belleza de los escenarios de su primera parte. La música también cumple de sobra y se nota todo el cariño que se ha puesto en este Ni no Kuni 2. También se nota que han buscado innovar, y hay que agradecerlo enormemente. Sí, es una segunda parte pero solo comparten apartado audiovisual. En lo demás han querido explorar otros aspectos y es digno de elogio. En ocasiones es verdad que parece que no han terminado de centrarse en nada, porque la historia es floja, la curva de dificultad da risa… Pero se disfruta. No sé por qué.

Ni no Kuni II 7

A los personajes les terminas cogiendo cariño. Es que son todos tan inocentes y azucarados que ¿cómo van a caerte mal? Los enemigos que vas encontrándote por los distintos lugares tienen la suficiente variedad como para que nunca se hagan repetitivos pero también hace que acabes conociéndolos. Quizás me estoy repitiendo pero artísticamente es un 10. Los distintos reinos rebosan imaginación y todos ellos guardan una preciosa paleta de colores. Tanto es así que se echan en falta más escenarios.

Los dos principales minijuegos, que son el reino y los combates con ejército, se sienten tan sólidos como el combate. Sí, tienen sus puntos a mejorar como todo el juego pero se nota que no ha sido un añadido secundario al que apenas se le ha dedicado tiempo. ¿Me habría gustado más presencia durante la campaña para que no me pillasen desprevenido al final? Pues sí. Y junto a lo flojo de la historia me quedo con esa curva de dificultad tan mal medida que provoca un pico entre dos partes bastante sencillitas.

6,5/10

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s