Análisis – Outlast 2

Título: Outlast 2
Desarrollador: Red Barrels
Plataforma: PC (versión analizada); PS4 ; Switch ; XOne
Género: Horror
Año de lanzamiento: 2017

En 2014, Red Barrels sorprendió a propios y extraños con un videojuego que fue más allá del éxito. Gracias a sus mecánicas, a sus sustos y al ritmo que presentaba, el juego fue carne de youtubers y se viralizó. Hablo de Outlast, juego cuyo análisis podéis consultar accediendo a través de este enlace. Hace ahora poco más de un año, en abril de 2017, salió a la luz su segunda entrega, la que hoy analizamos.

Outlast2-5

En esta ocasión, Red Barrels decide alejarse por completo del cliché del manicomio y apuesta por un entorno de la América profunda (entiendo por América, los Estados Unidos). En esta ocasión el juego resulta mucho menos claustrofóbico, apartando ligeramente las partes de sigilo del flujo del juego.

Si en el primer Outlast éramos un periodista que decidía investigar un manicomio, en Outlast 2 somos… Sí, un periodista que esta vez decide investigar una secta. La historia comienza cuando el helicóptero en el que viajamos con nuestra mujer se estrella en medio de la nada. Y a partir de ahí hay que buscarla mientras grabamos momentos clave con nuestra cámara. Desde casi el principio uno descubre que esta segunda entrega busca desmarcarse de su predecesora ligermante, pero sin llegar a olvidar sus raíces. Las mecánicas son en esencia las mismas, pero los escenarios son muchísimo más abiertos.

Outlast2-7

Esto provoca otro tipo de reacciones distintas a las vistas en Outlast. Si la tensión en dicha entrega residía en que apenas había espacio para reaccionar y maniobrar ante la aparición de un enemigo, en Outlast 2 la tensión muchísimas veces se basa en que no sabremos a ciencia cierta por dónde debemos ir. Y siempre siendo perseguidos por multitud de personas.

Esto es algo que me ha recordado al sempiterno Call of Cthulhu Dark Corners of the Earth de 2006. Aquel momento en que, todavía traspuestos, teníamos que emprender la huida por el viejo hotel de Innsmouth atrancando puertas por el camino. En Outlast 2 también tendremos esos pestillos aunque me temo que apenas tendrán utilidad.

El juego me ha gustado. Visualmente me han encantado sus escenarios decrépitos, la paleta de colores y el juego de luces. Se nota un salto importante respecto al primer Outlast aunque claro, han pasado años.

Outlast2-1

Sin embargo, no es todo color de rosas. La música no es nada del otro mundo. No sería capaz de recordar absolutamente nada de la banda sonora. La mecánica de la cámara de vídeo y la visión nocturna llega a cansar, sobre todo porque te pasas la gran parte del juego viéndolo todo en ese molesto tono verdoso. Habría estado bien implementar una linterna para poder alternar con la visión nocturna. Así se dotaría de un nuevo nivel de profundidad en el tema del sigilo: Que tuvieras que ir administrando las pilas y viendo cuándo compensaría usar una cosa u otra.

Pasamos a la historia. Ay madre la historia… No solo llegan tarde a la moda que cierto juego instauró de contarla de manera sesgada para que “el usuario la fuese descubriendo poco a poco”; excusa bajo la cual se esconde la posibilidad de ahorrar en el desarrollo de un juego. Es que encima lo hacen fatal. Tú te pasas el juego, te quedas con cara de circunstancias, luego miras algún vídeo donde te explican la historia y ya flipas. Flipas porque no comprendes que se te haya escapado tantísima información. Flipas porque el argumento está, sorprendentemente, ligado estrechamente con los acontecimientos del primer juego y puedes ver los créditos sin enterarte de nada.

Outlast2-6

Outlast 2 no es mal juego, pero cuesta verlo como un buen juego. Como título de terror deja muchísimo que desear: es demasiado continuista frente a la primera entrega. Eso, que puede funcionar en un título como Resident Evil 2Silent Hill 3, que suceden a obras maestras y pueden permitirse el lujo de ser “más de lo mismo”, no ocurre del mismo modo en un título cuya primera entrega ya presentaba grandes fallos en sus mecánicas. Lo peor es que se nota que han querido innovar en el desarrollo de Outlast 2 pero como con miedo.

¿Recomiendo el título? No demasiado, me temo. Es divertido y la gente que lleve poco con el género encontrará en este videojuego algo realmente angustioso. Pero hay títulos de índole similar que hacen muchísimo mejor su trabajo, como SOMA, cuyo análisis podéis leer aquí.

Outlast2-2

En el tintero me dejo algunas cosas donde también falla, como lo frustrante que se siente muchas veces el no ver el camino a seguir, perderte y que por ello te maten de un golpe porque “no has sido rápido”. Muchas veces el avance se realiza a base de prueba y error. En un juego de miedo, donde la muerte es “lo peor” que te puede pasar y que para colmo apenas penaliza, la prueba y error es fatal. Porque entonces le pierdes el miedo al juego y se vuelve tedioso.

5/10

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s