¡Tres juegos a los que viajar este verano!

Llega agosto y con él, las escapaditas a la playa, los chiringuitos, las cervecitas, los tintos de verano y las siestas eternas. Pero también el calor, las aglomeraciones, las quemaduras, las medusas, la dichosa arena… Y como sé que aquí hay gente que, como yo, odia la playa con todo su ser, voy a proponer un par de destinos paradisíacos donde veranear este agosto. Sin arena, sin calor mortal, sin quemazones… Pero con la posibilidad de tomarte una buena cerveza o un buen tinto. Y si es casero mejor.


Vice City

20180727195137_1
Un atardecer en Washington Beach

Nuestra primera escala está al otro lado del charco y solo hay billetes para visitarla en los años 80. Pero no te asustes, porque eso solo significa que la música va a ser buena sintonices la emisora que sintonices. Vice City sigue siendo un destino turístico de primera si lo que buscas es acción, desenfreno y una buena historia que contar a la vuelta. Tiene lugares que todavía hoy son emblemáticos, como su Club de Golf en las islas Leaf Links; o la archiconocida Ocean Beach. Este último lugar es perfecto para hospedarse, siendo el sitio con mejor puntuación el Hotel Ocean View. Decid que vais de mi parte que os harán descuento 😉 Si por el contrario queréis algo más exclusivo, en Starfish Island puede que haya disponible alguna mansión para alquilar. Así de paso podemos echarle un vistazo a la de Ricardo Díaz, que ya es todo un enclave turístico debido a su gran tamaño.

20180727195227_1
Hotel Ocean View

Volvamos a Ocean Beach que hay mucho que ver. Además de sus conocidas playas tenemos el Faro de Vice City así como varios restaurantes, clubes y demás. Si lo que queremos es vivir el ocio nocturno habrá que acercarse al cercano barrio de Vice Point, al norte. Aquí se encuentra el famosísimo Club Malibú. Ojito cuándo vas a visitarlo que puede estar cerrado.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Otros locales conocidos, además del Club Pole Position, son el Greasy Chopper situado en el distrito Downtown. Parada obligada si eres un amante de las motos, la cerveza y la carne grasienta. Hay otro bar similar en Little Haiti, llamado The White Stallionz. Aunque es una zona que es mejor evitar. Los Cholos y las bandas haitianas llevan disputándose este lugar desde hace años y son bastante agresivos. A no ser que seas amigo de la Tía Poulet, es mejor no pisar este barrio.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Si necesitas un coche, en Sunshine Autos tienen los mejores modelos; algunos incluso realmente exclusivos: Desde un Sabre GT al siempre fantástico Deluxo. Siéntete afortunado si logras uno de estos vehículos porque no se lo dan a cualquier cliente. Esta concesionaria está cerquita del Aeropuerto Escobar Internacional, al sur de Little Havana.

Existen otras formas de moverse por Vice City: Desde las motos, que a diferencia de lo que sucede en Liberty City, no están prohibidas; a lanchas o incluso tours en helicóptero. ¡Todo es posible con el dinero suficiente!


Isla Delfino

Delfino Island.png
Ciudad Delfino.

Si lo que buscas es un fin de semana movidito pero algo más familiar, quizás deberías echarle un ojo al destino favorito del ex fontanero más famoso del Reino Champiñón. La Isla Delfino saltó a la fama después de que Mario, la Princesa Peach y todo su séquito se vieran envueltos en un extraño y pegajoso escándalo, pues a Mario le tocó limpiar de pintura gran parte de la isla. Son muchísimos los diversos sitios que podemos visitar en este paradisíaco emplazamiento, pero sin duda el principal es Ciudad Delfino. Se trata de la capital y la ciudad más importante de la isla. Tanto si acudimos en avión (el aeropuerto está en una isla distinta), como si vamos directamente en barco, este será el primer lugar que visitemos. Desde aquí podremos movernos al resto de lugares.

En la propia Ciudad Delfino se encuentra la Plaza del mismo nombre y hogar de los Soles, que mantienen la isla rebosante de vida y luz. Además hay un mercado lleno de frutas, una playa, canales… Sin duda hay mucho que ver en este lugar. Y cuando nos cansemos siempre podemos charlar con los habitantes.

Mamma Mia
Entrada del Parque Mamma Mia

Desde la costa de Ciudad Delfino se pueden apreciar diversos lugares importantes de la Isla, como el Parque Mamma Mia, la Montaña de Fuoco, la isla del Aeropuerto o el Puerto Espresso entre otros. ¡Todos son sitios que merece la pena visitar! Pero primero hablemos del alojamiento, porque después del viaje lo normal será querer relajarse un poco. Y nada mejor que el hotel de Playa Paradiso, que tiene las mejores puestas de sol de toda la isla. Se trata de un complejo turístico situado en primera línea de playa, con piscinas, bares y las mejores habitaciones. No te asustes si ves a algún que otro Boo. Les gusta hacer travesuras, pero generalmente son inofensivos.

Bianco Hills
Monte Bianco

Ya con las fuerzas recuperadas, la oferta de ocio y cultura que ofrece Isla Delfino resulta abrumadora. Podemos ir a hacer senderismo a Monte Bianco y subir hasta el molino. O participar en el concurso de sandías que ofrece Playa Gelatto, donde también podremos tomar el sol y bebernos algún que otro mojito en su bar. Las emociones fuertes se viven en el ya citado Parque Mamma Mia, que cuenta con un majestuoso tiovivo y una de las mejores montañas rusas de todo el continente.

Si lo que buscas es algo más urbano, Aldea Foresta es una visita totalmente obligada. Pero para lugares que quiten el habla, sin duda mi favorito es la Cala del Sole. No aconsejo su visita salvo que conozcas el lugar o vayas con alguien que lo hace. De lo contrario, nos vamos a dar un par de chapuzones. Llaman la atención las caracoles gigantes que decoran el lugar. Debido a lo difícil que resulta acceder a esta cala, es un lugar generalmente tranquilo donde pasar una mañana de auténtico relax aislado del resto de la isla.

Si por el contrario lo que buscas son emociones fuertes y secarte rapidito porque te has dejado la toalla en el hotel, el sitio ideal es la Montaña de Fuoco. Sus ríos de lava incandescente aseguran diversión ardiente a cientos de grados centígrados no apta para calurosos. Si tienes suerte quizás veas a Bowser o su hijo, que suelen veranear ahí.

Mario Kart.jpg

¿Sabíais que además de todo esto, existen varios circuitos bastante famosos en Isla Delfino? Seguramente, pero no está de más recordarlo. Se admiten karts, motos e incluso quads de todo tipo de cilindradas. Hay que ir con mucho ojo porque las pistas suelen estar plagadas de obstáculos.


El Pueblo de toda la vida

RE4 Village.jpg
No te dejes engañar por su lúgubre aspecto.

Si por el contrario lo que buscas es un poco de turismo nacional, asequible y barato, quizás lo tuyo sea huir del bullicio de las playas para sumergirte de lleno en el turismo rural. Pero ándate con ojo, porque es posible que acabes dándote de bruces con una de las localidades más hostiles de todo el panorama español.

Este pequeño pueblo, situado cerca de un lago, tiene todo lo que un turista puede buscar y más. Senderismo, descenso de barrancos, un teleférico e incluso un imponente castillo que es posible visitar en profundidad. El alcalde, Vítores Méndez, se encarga de dar la bienvenida personalmente a todos los que quieren disfrutar de un merecido descanso.

Dentro del Pueblo es bastante difícil aparcar, pero hay sitio de sobra justo en la entrada. Así uno se puede ir metiendo poco a poco en este precioso paraje boscoso. Poblado en su mayoría por inmigrantes de Centroamérica que vinieron buscando una vida más tranquila, la economía se basa principalmente en el turismo y en I+D, por extraño que pueda resultar.

RE4 Village 2

En una reciente entrevista para revistas médicas, Ramón Salazar: principal promotor de la economía pueblerina, aclaró que un buen día apareció un turista al que calificó de “adinerado”. Añadía que era “un Lord inglés” con mucha presencia. “No sé qué vio en nuestras tierras pero quiso abrir un laboratorio”. Nadie pareció molesto por esta decisión. Por su parte, el bueno del alcalde aseguraba para un periódico de tirada nacional que “Hoy día es más fácil conseguir subvenciones para start-ups que para ganadería”. Y es así como decidieron cambiar el rumbo del pueblo. Muchos habitantes piensan que hay que tener cuidado con algunos turistas. Los americanos vienen pensando que esto es Magaluf y que pueden ir pegando tiros. Se cuenta entre la gente del pueblo que hace poco pillaron a uno espiando a sus mujeres desde las afueras.

Así que ya sabes: Si buscas un sitio tranquilito, con su industria, su turismo y su encanto, no dejes de visitar El Pueblo. Así, en mayúsculas. El genuino. Pero cuidado con liarla. Pon tu mejor acento español, esconde tus armas y ya si eso, relájate. Pero ten preparado un plan B por si la lías, no vaya a ser.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s