Análisis – God of War

Título: God of War
Desarrollador: SCE Santa Monica Studios
Plataforma: PlayStation 4
Género: Acción
Año de lanzamiento: 2018

Mis incursiones en la saga God of War han sido más bien escasas, y el único juego que me he pasado es el Chains of Olympus para la PSP. Es por eso que quizás tomé esta entrega con la mente más abierta que otra gente y esperando de verdad que me sorprendieran. Efectivamente, el título me ha sorprendido para bien y ha hecho que me preguntase algo que poca gente he visto que se cuestionase: ¿De verdad esta gente estuvo detrás de The Order 1886? Sea como fuere, entra. Ponte cómodo y vamos a charlar de lo último de Kratos.

God of War_20181013113501

No hace falta haberse pasado toda la saga para conocer las mecánicas que han encumbrado a God of War a la cima de los mejores juegos para PlayStation. Estamos ante unos títulos de corte hack’n’slash que tuvieron a bien introducir Quick Time Events. Con este pequeño añadido al que se sumaba una historia que revolvía todo el panteón mitológico del Olimpo, tuvimos como resultado una trilogía cargada de épica donde el jugador tenía la oportunidad de sentirse imparable y todopoderoso. Todos sabemos quiénes son Zeus, Hades y compañía; así que ir escabechando a diestro y siniestro era harto placentero.

Pero entonces llega God of War para PS4. Vemos otro marco mitológico envolviendo la trama y en el centro un Kratos un poquito pasado de años acompañado por un niño. Las dudas afloraron como ninfas en el bosque. ¿Era el mismo Kratos? ¿La historia continuaba lo visto anteriormente? ¿Se verían afectadas las mecánicas? ¿En serio este juego es de los desarrolladores de The Order 1886?

God of War_20181014172035

La cruda realidad es que es difícil responder todas esas incógnitas sin caer en desvelar sorpresas que desde Santa Monica han querido ocultar con cierto mimo, siendo conocedores de la fuerza del protagonista y sus señas de identidad. Una de estas señas, las espadas del caos, es lo primero que se echa en falta cuando comenzamos a jugar a un juego mucho más lento, mucho más pausado pero que aprovecha para introducirnos perfectamente al nuevo Kratos. Las mecánicas son distintas porque el Fantasma de Esparta es distinto. Y esto, amigos, es simplemente brillante. Estamos ante un God of War más profundo que nunca; y que ansía, ante todo, contarnos una historia. Y es por eso que el juego se llama como se llama. Aquí no hay un cuatro o un subtítulo. Porque trata del Dios de la Guerra. Trata de Kratos. Como el entorno, como la música y todo lo demás.

God of War_20181020164803

La trama habla de un viaje. Literal y metafórico. Porque la madre de Atreus y esposa de Kratos ha fallecido. Y su deseo es que se esparzan sus cenizas desde la cima de cierto monte. Llegar no va a ser sencillo y cuando acaba el juego merece la pena echar la vista atrás como quien se asoma al encumbrar una montaña para ver lo alto que ha sido capaz de subir. Ni Atreus ni Kratos son los mismos y es fascinante. Lo es porque todo el juego se desarrolla sin cortes de cámara. Es un plano secuencia constante donde la fuerza del guión gana enteros al provocar que esas evoluciones se sientan aún más naturales. Respondiendo a las preguntas que planteaba al principio: sí, es el mismo Kratos que en juegos anteriores y sí, continúa la trama vista en otras entregas.

Las mecánicas es el apartado cuyos cambios llaman más la atención. Ya he dicho antes que hablan de Kratos tanto como la propia historia. Y es que empezamos en medio de un bosque y viendo el humilde hogar del dios de la guerra: una simple choza aislada de la civilización. No quiere problemas, no quiere más violencia ni más guerras. Ha procurado por todos los medios ser alguien “normal”. Formar una familia y criar un hijo. Es ante este hastío y reticencia por la lucha que el combate es más lento y pesado. No obstante sigue siendo ágil y responde bien. La impresión que me daba era que iba a ser algo similar a Resident Evil 4. Entiéndase esto como lento y tosco. Incómodo. Nada más lejos de la realidad. El juego se aleja de los convencionalismos del Hack ‘n’ Slash para ofrecer un combate duro donde los errores se pagan caros.

God of War_20181016175837

Hablando de precios. El juego introduce un sistema de mejoras tanto de los personajes como de las distintas armas. Las estadísticas además se ven influenciadas por distintos elementos como talismanes o las armaduras que podemos vestir. Aunque añade al juego una capa extra de profundidad, en los primeros compases puede llegar a abrumar bastante debido a la cantidad de opciones que podemos modificar. Luego por cierto, son menos de lo que puede parecer. Merece la pena pararse un rato a investigar cómo funcionan porque el combate “crece” con ellas. Se desbloquean nuevas habilidades y movimientos que ayudan a darle más dinamismo a los diferentes enfrentamientos.

God of War_20181020124120

El apartado audiovisual es sorprendente. Se ha cuidado muchísimo toda la ambientación nórdica, pero también la calidad de los modelados (orgánicos e inorgánicos), las texturas, las animaciones… Es un juego muy sólido, siendo uno de los tres títulos con mejores gráficos que han salido a la luz para PS4 junto a Detroit Become Human y el reciente Red Dead Redemption 2. Hay zonas que lucen peor que otras; y en una Play4 estándar hay alguna bajada de frames  bastante considerable pero por norma general, poca cosa.

El título no está exento de fallos. Y aunque escasos, están ahí. En lo subjetivo no me ha gustado la manera en que se desarrolla la historia sobre el mapa. Durante las primeras horas el juego no me llamaba a explorar, a perderme, como sí pasa en títulos de mundo semiabierto como los Tomb Raider. God of War está cargado de secretos y cosas por hacer pero si no se está atento, pasa entre bambalinas. En lo objetivo, los enemigos acaban haciéndose repetitivos y hay pocos jefes finales. Hay momentos de esos, de los que hacen grande la serie. Al poco de empezar por ejemplo tenemos uno de los mejores combates del juego. Pero hasta pasadas varias horas no volvemos a ver ese despliegue. Entiendo que el ritmo sea otro porque como he dicho, todo está al servicio de la narrativa. Pero aun con eso quien juega a esto lo hace también por esos momentos en los que se pasan de violentos.

God of War_20181013191408

El ritmo general de la aventura provoca que no sea un título para todo el mundo y que incluso muchos de los fans de la trilogía “clásica” se sientan desencantados con esta entrega. Vale la pena recordar una vez más que es un juego mucho más lento que se debe jugar sin prisas. Porque el argumento se toma su tiempo; y llegará un momento pasado el ecuador de la historia que pensemos que ahora empieza el juego. Ahí lo dejo.

9,5/10

Gabi’s Seal of Approval

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s