Análisis – Resident Evil 2

Título: Resident Evil 2RE2add.jpg
Desarrollador: Capcom
Plataforma: PC (versión analizada) ; PlayStation 4 ; Xbox One
Género: Survival Horror
Año de lanzamiento: 2019

Han pasado cinco largos años desde que la gente de Capcom anunciase que tenían luz verde para desarrollar un remake del aclamado Resident Evil 2. Todo comenzó con un pequeño proyecto amateur de un grupo de personas que decidió comenzar el desarrollo por su cuenta. Vista la grandísima aceptación que tuvo la idea, Capcom les frenó. Después del anuncio y durante mucho tiempo, el desarrollo del juego permaneció en las sombras hasta el punto que mucha gente llegó a conjeturar acerca de una posible cancelación. Por suerte no fue así y el año pasado, si la memoria no me falla, salieron las primeras imágenes. La gente enloqueció y la fecha de lanzamiento, aunque cercana (apenas unos meses) se sintió muy muy lejana.

RE23

Llego un par de semanas tarde con el lanzamiento, pero ya sabéis cómo funciona La Ludoteca. Las cosas llegan cuando llegan (nadie me regala nada) y se terminan cuando acaban. No obedecer a maletines y agendas tenía que tener alguna ventaja, ¿no? Así que vamos a hablar de ello. Vamos a hablar de este REmake de Resident Evil 2. De si en verdad es tan bueno, si hace honor a su nombre y de si merece la pena.

El juego original salió a la venta hace unos veinte años y he de decir que no ha envejecido del todo mal. El uso de cámaras fijas permitía el uso de escenarios prerrenderizados que, jugando en la resolución adecuada, siguen dando el pego. Esto es aplicable a los demás títulos clásicos de la saga. Quizás a los menos acostumbrados a juegos de la época se les haga más cuesta arriba. Lo mismo pasa con el control. Pero son dos cosas que, a diferencia de lo visto en el REmake de  Resident Evil, han decidido aparcar y actualizar. Esto es lo primero que llama la atención, indudablemente, cuando uno se enfrenta al nuevo Resident Evil 2.

RE22

El juego toma prestada la cámara en segunda persona (por encima del hombro) estrenada en Resident Evil 4, aunque en esta entrega me recuerda muchísimo más a la de la sexta entrega. El control es increíblemente preciso. Jugué la demo en PlayStation 4, donde apuntar me cuesta más. Pero una vez tuve el juego para PC pude notar que el apuntado es apuradísimo. No es difícil apuntar a la cabeza de los enemigos y eso, en un juego donde las balas pueden ser un problema, se agradece enormemente. No han apostado por pulsos que tiemblan como en The Evil Within, o en mala puntería como Splinter Cell. No. Aquí cada bala fallada es culpa enteramente del jugador. Y fallar dos o tres disparos seguidos duele no solo en el cargador: También en el ego.

El término Survival Horror vuele a la palestra en una entrega que se aleja enormemente de lo visto anteriormente en cuanto a suministros. En las últimas entregas, exceptuando la séptima, era normal encontrarse con abundancia de balas. Aquí, olvídate de disparar a todo lo que se mueva o llegarás al primer jefazo con tres balas de escopeta. No significa que no puedas acabar viviendo en la opulencia balística, que todo es posible. Pero la gestión de inventario se siente más refinada que antes.

RE26

La historia es, en esencia, la misma. Así como los escenarios. Lugares que quedaron grabados con tinta de máquina de escribir en el imaginario de los jugones, vuelven en esta nueva entrega. La sala de interrogatorios, de prensa, la oficina de los S.T.A.R.S… Es como un viejo amigo con el que te reencuentras después de mucho tiempo y con el que revives antiguas batallitas. Como un relato que, a fuerza de contarlo, va cambiando pequeños detalles, Resident Evil 2 cambia puzles, ubicaciones de enemigos y entremezcla cosas aquí y allá. El resultado no puede ser mejor. Antes de poner el ejemplo quiero explicar un par de cosas sobre el título. Se nos da a escoger a dos personajes: Claire Redfield y Leon S. Kennedy. Podemos escoger cualquiera de los dos personajes que el juego será prácticamente el mismo, cambiando un par de detalles. Cuando nos lo pasamos, podemos escoger al personaje contrario y jugar lo que hizo durante nuestra partida. Si empezamos con Leon, Claire llegará a la comisaría por otro lado y vivirá otras cosas. Eso es a lo que me refiero. Luego volveré a ello.

RE21

Cuando digo que Resident Evil 2 cambia y entremezcla me refiero a cosas como la siguiente. En el juego original, a los pocos minutos de empezar, pasábamos por una cancha de baloncesto. Esta cancha en este REmake no aparece. No donde lo hacía en el juego clásico. Para ver la cancha, hay que jugar con Claire y la veremos a mitad de partida. A mí es algo que me ha gustado muchísimo. Lograr sorprender con elementos conocidos es algo complicado. Como lo es el lograr provocar miedo en los jugadores que ya conocíamos la Comisaría de Raccoon City y sus alrededores.

He escuchado a gente hablar de que Capcom ha logrado que los zombis vuelvan a dar miedo. Pero no creo que ese sea el caso. Los zombis como tal, no dan miedo. Como explicaba LynxReviewer en uno de sus últimos podcast, ya son muchos los juegos que han logrado quitarnos el miedo a los zombis, como puede ser Left4Dead2. El miedo de Resident Evil 2 vuelve a la palestra gracias a un equilibrio perfecto entre ambientación y mecánicas. El uso de la música, el conocimiento de los escenarios y de la munición que puede tener el jugador en según qué partes del juego crean una sensación de peligro sin igual. No es lo mismo matar a ese zombi con una ametralladora con doscientas balas sabiendo que de dos disparos ha muerto; que enfrentarse a él con ocho balas en el cargador sabiendo que posiblemente no lo mates y que a la vuelta de la esquina, o tras la siguiente puerta, espera un Licker.

RE27

Capcom decide ir más allá. Y, consciente quizás de que muchos jugadores se tomaban el paso por la Comisaría con cierta calma ha querido tomar medidas. Habrá ciertos momentos en el juego en los que nos pondrán, casi literalmente, un petardo en el culo. Y un kilo de adrenalina en el corazón. No pausaba un juego desde Amnesia. Y me lo pasé hace más de siete años. Pausar el juego, asimilar el susto, analizar la situación, aceptar que estoy virtualmente muerto y ponerme a ver vídeos de gatitos me ha pasado más de una y dos veces. No voy a entrar en detalles. Quien haya jugado sabrá de qué hablo. Y los que no, tranquilos que os acordaréis de mí.

Esto provoca, tristemente, una pequeña mancha en el impecable historial de Resident Evil 2. Disparar a un zombi a la cabeza no aporta necesariamente ningún tipo de beneficio. Puedes dispararle en la cabeza y reventársela a la primera con la certeza de que no se van a volver a levantar; o puedes descargar todo un cargador y que se siga levantando. Esto se antoja injusto en las primeras horas. Luego ya te acostumbras y aprendes que lo mejor es disparar única y exclusivamente cuando sea necesario.

RE24

La historia es en esencia la misma. Un brote vírico que convierte a las personas en muertos vivientes ha infectado a Raccoon City. Claire Redfield, hermana de uno de los protagonistas de la primera entrega, acude a la ciudad para dar con el antes mencionado. Por otro lado, Leon S Kennedy es un novato en el cuerpo de policía que se incorpora esa misma noche. Al llegar, ambos se encuentran con que la ciudad está infestada de muertos vivientes y deciden que tienen que ir a la Comisaría porque ahí estarán más seguros. Con esta premisa toca descubrir todos los oscuros secretos de un cuerpo de policía que no es lo que parece, de una compañía sin escrúpulos y de personas dispuestas a todo por su propio interés personal.

Esto no está exento de fallos. Para empezar las relaciones de los personajes se desarrollan a trompicones. Tampoco es que sea muy importante, pero llama la atención y uno no llega a conectar con ciertas situaciones. Leon y Claire se ven… ¿cuatro o cinco veces en toda la noche? Como muchísimo, porque me suena que solo coincidían tres. Y en la recta final se comportan como esos grupos de protagonistas de JRPG con los que llevas cincuenta horas. Esto es ampliable a casi cualquier tipo de relación dentro de Resident Evil 2. Tampoco me ha convencido la segunda vuelta. Hay quien dice que “así era en el juego original”, es cierto. Pero esto es un remake y del mismo modo que se han corregido y mejorado ciertos aspectos ya mencionados, ¿por qué no trabajar más en esto?

RE25

Hay un momento durante la primera vuelta, que se estrella un helicóptero. Esto no es algo que pase “nada más llegar” a la comisaría, tarda un rato. Incluso en esta primera vuelta, tardamos en llegar a la comisaría. Pero en la “cara B”, o segunda vuelta, nada más empezar estamos en la comisaría y se estrella el helicóptero. Me sorprendió para mal. Tampoco me ha gustado, como digo, que dicha segunda vuelta sea prácticamente igual a la primera con ligeros cambios. Muchos medios se han quejado de que hubiera que volver a resolver los mismos puzles. Que tampoco es que haya demasiados. Pero menos mal que se vuelven a resolver porque si no habría que quitar la segunda vuelta.

¿Merece la pena el juego? Definitivamente, sí. Estamos ante el mejor Survival Horror de los últimos años. Han sabido retomar una fórmula que en varias ocasiones se ha tachado de repetitiva y gastada. Han sabido aplicar lo aprendido en las entregas anteriores y todo eso se nota. Con un juego capaz de cambiar los ritmos, capaz de descolocar al jugador, de darle la mano y luego soltársela. Hablando con un amigo le pregunté, ¿a qué juego jugarías después de este Resident Evil 2? Su respuesta no podía ser otra. Resident Evil. Por favor, Capcom: ¡Tráenos Resident Evil 3 Nemesis!

¡Recomendado!

Seal of Approval

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s