Análisis – Xenoblade Chronicles 2

Título: Xenoblade Chronicles 2Xenoblade2
Desarrollador: Monolith Soft
Plataforma: Nintendo Switch
Género: J-RPG
Año de lanzamiento: 2017

Ya sabéis que cuando analizo un videojuego me gusta empezar contando un poco sobre la trayectoria de la franquicia a la que pertenece, o del estudio que lo ha desarrollado. Sin embargo en esta ocasión no sabría cómo empezar porque mi historia con Xenoblade es convulsa. Estamos ante una trilogía compuesta por: Xenoblade Chronicles que salió primero en Wii y años más tarde para la familia New 3DS / 2DS.  Yo he jugado poco, no más de diez horas. Pero debo reconocer que lo que probé me encantó. Me gustó tantísimo que no dudé en conseguir de salida el menos conocido Xenoblade Chronicles X que vio la luz para Wii U más o menos en 2014. Posteriormente, y ya con la Nintendo Switch en mi poder, mi buen amigo DadVader me regaló Xenoblade Chronicles 2.

Xeno2-An6
Cada escenario es una maravilla visual

No sabría decir si Chronicles X es un buen juego, o si Chronicles consigue mantener el listón alto durante toda la experiencia que pone a nuestra disposición. Pero sí puedo decir que Xenoblade Chronicles 2 es un MUST HAVE en mayúsculas. He estado literalmente HORAS con la boca abierta paseándome por unos escenarios tan grandes como preciosos mientras me decía «¡Estoy jugando en una portátil!». Es el único juego en los últimos años que ha sido capaz de sorprenderme a nivel técnico. No sé si porque la Switch es más potente de lo que imagino, o si es porque la gente de Monolith son los jefes finales de la optimización por encima de Naughty Dog.

El mundo de Xenoblade Chronicles 2 se divide en titanes. Porque aquí no hay continentes al uso: Hay titanes, que como se puede deducir son criaturas enormes que van a su rollo por un mar de nubes. Estos titanes albergan toda la vida y sobre sus espaldas se erigen ciudades, pueblos y asentamientos. Cada lugar está cuidado hasta el más mínimo detalle. No hay sensación de vacío como ocurre en títulos de magnitud similar como Nier Automata. Todo se siente vivo. Hasta el mismo titán en el que estemos se estará moviendo. El juego cuenta con una variedad de enemigos brutal. Y aunque muchas veces, en según qué zonas, se pueden volver repetitivos, no es una sensación que abarque al videojuego en su totalidad. Además los hay de todos los tamaños: Habrá criaturas grandes y pequeñas.

Xeno2-An8
Una vez dominas el combate, el título gana enteros.

Xenoblade Chronicles 2 cuenta con otros dos ases bajo la manga que no se molesta en esconder: Su historia y su sistema de combate. El argumento comienza cuando un buceador llamado Rex es contratado para llevar a cabo una extraña operación de rescate tras la cual, es asesinado por sus compañeros. Al morir, es resucitado por la Égida. Que no voy a entrar en detalles de qué o quién es porque para ser honestos, no me acuerdo. El caso es que la Égida le pide ayuda para llegar a un lugar llamado Eliseo, que es un árbol que está en el centro del mundo. Todo tiene un rollo nórdico bastante interesante que da para otro artículo. Como no puede ser de otra forma al ser un J-RPG, hay un grupo de villanos que trata de destruir el mundo entre discursos donde explican sus motivaciones personales y dicen «hmph» al tiempo que se ajustan las gafas con el dedo corazón y sonrisa sibilina.

Xeno2-An3
El juego permite modificar no solo los blades de Rex, sino de todos sus compañeros.

Sí. Xenoblade Chronicles 2 está lleno de clichés. Pero a diferencia de otros juegos este no lo hace como una obligación. El título se da el lujo de tener esos clichés para luego sorprender con una historia capaz de enganchar y con unos giros brutales. El juego tiene sus revelaciones tochas sobre todo al final. Sí, hay momentos donde el poder de la amistad aparece para salvar el día pero a la vez todo es demasiado crudo. La trama sigue una línea trazada por la narrativa clásica del shonen manga al tiempo que se desvía hacia una temática ligeramente adulta. No llega a dar el salto definitivo al seinen manga, pero se agradecen esas salidas.

La mayoría de los personajes tienen la profundidad suficiente para no resultar monótonos. Y esto cobra fuerza cuando hablamos de los protagonistas, de su relación, sus miedos y anhelos. Rex tiene su pasado y su futuro. Pero también Mia, la Égida. Y con ella el resto de humanos y blades. Los blades son parte fundamental en la historia, pero también en la jugabilidad. Rex y otros de los protagonistas son pilotos: Personas con una afinidad especial que pueden utilizar a los blades para combatir.

Xeno2-An2
Los combos se pueden convertir en auténticas armas de destrucción masiva.

Existen de varios tipos, y aquí se da un punto de unión con Pokémon, e incluso Ni no Kuni. Los Blades pueden ser de varias clases: Tienen elementos diferentes como Tierra, Hielo, Fuego… Cada uno con sus debilidades y fortalezas. El hielo es débil al fuego por ejemplo. También hay que tener en cuenta que cada Blade se transforma en un arma distinta. Los hay que son espadas, lanzas… Suena increíblemente intrincado pero es muy sencillo. Cada piloto puede utilizar hasta tres blades en combate. Cada blade tiene tres artes, que son ataques especiales. Cada arte necesita un tiempo determinado para poder utilizarse. Según vas usando artes, llenas una barra de combo. Cuando llegas a tres combos se puede utilizar un Ataque Especial, que a su vez forma parte de un combo mayor. Entretanto, los protagonistas atacan automáticamente. Nosotros solo tenemos que preocuparnos de las artes. No es un combate práctico como en los hack’n’slash o en otros J-RPGs como los Tales of. Sí, es en tiempo real pero es un combate táctico. Poco intuitivo al principio pero muy agradecido cuando logras entenderlo.

Xeno2-An7
Las cinemáticas utilizan el motor del juego y alcanzan cotas de calidad altísimas.

Mientras escribía estas líneas, iba hablando con DadVader para ver si lograba recordar algunos detalles extra mientras contrastaba lo que recuerdo ya que hace meses que me lo pasé. Su respuesta me ha dado la clave para explicar lo que pienso del juego. Me está diciendo que no se lo ha pasado pero que le estaba encantando. Mi respuesta ha sido que le pasa lo que a mí: O coges un JRPG con ganas, o acaba en el olvido. Son muchos los títulos del género que he dejado a medias: Eternal Sonata, Final Fantasy VII… Muy pocos han podido engancharme de principio a fin: Golden Sun, Tales of the Abyss… Y todos ellos tenían algo en común: Me supieron enganchar con mundos bien construidos, con lugares que me pedían a gritos ser explorados; pero también con personajes que parecían cercanos. Algunos más que otros, pero todos con la capacidad de despertarme cierta empatía.

Xeno2-An5
Por muy grande que sea el Titán en el que estés, no tendrás puntos de carga.

Xenoblade Chronicles 2 es uno de los mejores JRPG que he jugado en mi vida. No sé si es mejor o peor que otros títulos de la saga, pero me da igual. Sí os puedo decir que cualquiera que disfrute con historias interesantes o juegos largos va a encontrar en Xenoblade Chronicles 2 una compra necesaria. Cualquiera que lea esto, se considere un jugón y tenga una Switch debe tener esto en su estantería. La física o la digital, eso da igual.

¡Recomendado!

Seal of Approval

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s