Los lunes al GOG – La mañana de las claves largas

Ha sido un fin de semana sorprendente en tema de videojuegos, así os lo digo mis queridos lectores. Esto ha sido posible gracias, principalmente, a un buen amigo que ha decidido sacar la cartera a pasear y regalarme unos cuantos juegos. Como decía el noveno Doctor: «Once in a while, on a whim, when the wind’s in the right direction… You happen to be kind». Y me empezaron a llegar unos regalitos digitales que os relato a continuación.

BioShock Infinite 1.jpg
Panteón Marino Episodio 1

Empezamos con algo ligero, como un buen entrante. Como un aperitivo de esos que pruebas y dices «pero ponedme más, joder». Se trata de las dos expansiones de BioShock InfinitePanteón Marino. Ya me las he pasado y os puedo decir sin ningún género de dudas que mi buen amigo J  tenía razón: No solo merecen la pena. También son un cierre maravilloso para una saga que argumentalmente roza la perfección. Me estoy pensando si hacer un análisis porque realmente me va a costar mucho hablar de ello sin tocar el tema de la historia.

Tras esta primera toma de contacto, recibí una notificación de que tenía otro regalo. Era, ni más ni menos, que Batman: Arkham Knight. Disfruté muchísimo con Arkham Asylum, me parece uno de los mejores videojuegos de súperheroes que se han desarrollado nunca, y hasta ahora, el mejor que se ha hecho de Batman. Es lo que al cine las pelis de Tim Burton. Dio la sensación de que por fin alguien se tomaba en serio al murciélago. Arkham City sobrevino después, con una jugabilidad y sobre todo un mundo abierto, que no terminé de encajar. Me gustó, pero menos.

Arkham Knight 1.jpg
Batman: Arkham Knight

Luego llegó Arkham Origins, que me costó Dios y ayuda empezarlo pero que luego se jugó solo. ¿El peor de todos? Muy posiblemente. Tengo un análisis por aquí. Ojo, no es un mal juego, pero la calidad de la serie es la que es. Pero al César lo que es del César: Tiene los mejores jefes de la saga y una banda sonora excepcional. Arkham Knight pasó de largo para mí, sin saberos explicar bien por qué. Algo que me echó para atrás en su día era que quería jugarlo en PC (como toda la saga), pero estaba tan roto cuando salió, que pasé.

Lo he instalado, lo he probado, y puedo decir dos cosas: Que no creo que mantenga la epicidad de los primeros minutos de juego, y que va fino fino. No he tenido ralentizaciones ni siquiera a los mandos del Batmóvil que es de lo que mucha gente se sigue quejando. Queda esperar a que me pase un par de títulos que tengo pendientes (entre ellos el Assassin’s Creed Origins del que hablé recientemente), pero tan pronto como lo haga me pondré manos a la obra para salvar Gotham.

No se acaban aquí las sorpresas, pues en cuanto recibí el Arkham Knight, llegó otra notificación. Esta vez se trataba, ni más ni menos, del season pass de Dark Souls III. Del juego hablé en su momento. Pero no he tocado ni una de las dos expansiones. J lo sabía, así que decidió regalarme el que dicen que es un cierre magistral. En los últimos años rejugué tanto Dark Souls como Scholar of the First Sin, la revisión de la segunda parte. Va tocando volver a pasarse la tercera entrega, ¿no os parece? Así, de paso, puedo reanalizar el juego. Quizás haya cambiado mi opinión.

Es hora de cerrar el grifo de los juegos, porque solo quedaba un regalo. El último. Pero no por ello menos importante. Fue Dishonored 2. Un cierre magnífico, cabe destacar. Pues fui yo quien le recomendó el primero. Y tras años de pasar de esta segunda parte (no sé muy bien por qué), es J quien ha querido recomendarme la segunda entrega. Os tendré informados porque es de los juegos que más ganas tengo de jugar.

Dishonored 2 1
Dishonored 2

No quiero despedirme sin hacer una pequeña mención a otro juego. No sé si lo conté, pero estoy probando el Xbox Gamepass, y para aprovechar el mes estoy dándole caña a Metro Exodus. Es el otro juego que me quiero pasar antes de darle al Arkham Knight. ¿Merece la pena Gamepass? ¿Merece la pena Metro Exodus? La respuesta para ambas preguntas es sí y no. A ver, hay que ser justos: Cada día me gusta más el Gamepass. He sido muy crítico, pero entiendo que esto tiene su público y es una buena manera de acercar a la gente, sobre todo gente joven, a los videojuegos sin que se tengan que dejar cientos de euros. Puede ser un buen aliciente para que la piratería disminuya. Eso sí, tiene sus desventajas. Por ejemplo, no puedes modificar los archivos de instalación. He tenido problemas para ejecutar Metro Exodus y las soluciones al parecer, pasan por calzarse los vídeos de introducción. Avisos legales y cosas así. Pues olvidaos en Gamepass. La carpeta está protegida y Windows no deja modificar permisos. Entiendo que es para evitar piratería pero joder, me ha sentado mal.

Metro Exodus (Windows) 27_07_2019 11_01_45.png
Metro Exodus

En cuanto al Metro, me está encantando. Lo empecé sin esperar nada y me he llevado una sorpresa fabulosa. Tengo un par de quejas, es cierto. Pero me está pareciendo el mejor. Jugué Metro 2033 en 2012, y lo hice con unas ganas locas de volver a la saga S.T.A.L.K.E.R. En ese sentido, me decepcionó enormemente. El juego no era malo, pero no era lo que esperaba. En cuanto a Last Light… Sin palabras. No lo disfruté. Quiero esperar a terminar Exodus antes de vanagloriarlo y vilipendiarlo a partes iguales.


Y esto es todo por hoy, la semana que viene intentaré ser puntual con la fecha (ya sabéis, lunes y tal). Estad atentos porque tengo preparada una entrada de Bestiario y un análisis. ¡No os lo perdáis!

Anuncios

Un comentario en “Los lunes al GOG – La mañana de las claves largas”

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s