Análisis – Titan Quest Ragnarök

Título: Titan Quest Ragnarök
Desarrollador: Pieces Interactive; THQ Nordic
Plataforma: PC (versión analizada); Nintendo Switch; PS4; Xbox One
Género: RPG de Acción
Año de lanzamiento: 2017

Antes de empezar, me gustaría aclarar que este análisis es exclusivamente de la expansión Ragnarök. Si queréis saber más sobre Titan Quest o su expansión Inmortal Throne, os animo a leer el análisis que hice sobre la Anniversary Edition, que incluye tanto el juego base como la primera expansión, y que podéis encontrar aquí.

Dicho esto, podemos proceder a hablar de Ragnarök. Diez años habían pasado desde que el juego original fue lanzado, y el anuncio de una nueva expansión para Titan Quest fue una absoluta sorpresa para todos los que, como yo, disfrutamos endiabladamente con la épica aventura que THQ NordicIron Lore habían desarrollado. ¿Quieres saber qué te depara en Ragnarök? ¡Pues sigue leyendo!

Ragnarok3

Esta nueva expansión, del mismo modo que su predecesora, es la definición perfecta de lo que debería considerarse una expansión: Más contenido, más horas de diversión, más de lo mismo pero a la vez, nuevo. Con novedades. Las novedades más llamativas son dos: Podremos subir a nuestros héroes hasta el nivel 85; y se añade una clase nueva conocida como “Maestro de Runas”. ¿Son las únicas? Ni mucho menos porque se añade nuevo equipamiento (mucho) y se incentiva el recorrer de nuevo los mapeados anteriores para encontrar nuevas runas y material.

Pero la novedad principal es el nuevo Acto, el quinto, que empezaremos después de jugar Inmortal Throne. La historia es, a grandes rasgos, la misma que hasta ahora: Alguien la está liando en algún sitio y tenemos que ir a solucionar las cosas. En este caso nos tocará viajar al norte, a tierras godas, para detener el Ragnarök. Quizás el punto más flojo de esta expansión sea precisamente la trama que, aunque no es necesaria del todo, se podría haber aprovechado la inclusión de un nuevo acto para explorar nuevas ideas.

Ragnarok1

Ahora bien, debo reconocer que me ha sorprendido su apartado visual. No es fácil lograr mantener la base artística en un título que tiene diez años a sus espaldas. Son muchas las mejoras tecnológicas que hemos visto desde entonces y cualquiera pensaría que lo normal habría sido mejorar el apartado gráfico de alguna forma, o incluso el número de polígonos en los modelados. Pero han sabido quedarse donde estaban y eso, por lo menos yo, lo valoro. Porque de lo contrario, como hemos visto en otras ocasiones, habría una disonancia bastante grave. Recuerdo cómo en Los Sims original, ciertos objetos de las últimas expansiones me parecían fuera de lugar.

En todo momento he tenido la sensación de estar jugando a Titan Quest. Tanto en sus misiones como en sus enemigos y decorados. El tema del bestiario crece, quizás no tanto como esperaba y algunos enemigos aquí sí se me han vuelto repetitivos, pero en términos generales me ha dejado un buen sabor de boca. Con los escenarios me ha pasado algo similar. La expansión empieza bien y sigue na estructura similar a Inmortal Throne: Empezamos en Grecia, como de costumbre y a partir de ahí tocará viajar al Norte y a ciertas tierras de la mitología nórdica.

Ragnarok4

Estas últimas sí me han decepcionado. Iron Lore hizo un trabajo excepcional imaginando el Olimpo y el Hades. Eran lugares que no se sentían humanos pero lograban encajar en el conjunto del mundo que recorríamos. Mi problema con Ragnarök es que todo es demasiado humano salvo un par de zonas muy concretas. Pongamos como ejemplo el fabuloso God of War. Cuando entrabas en cualquiera de sus mundos, sentías ese cambio, sentías que estabas en un lugar al que no pertenencias. Si recorremos Jotunheim en ambos títulos veremos cómo el de Titan Quest se siente más perezoso en su diseño. Sé que no son títulos comparables pero sirve para ilustrar a lo que me refiero.

Esa es quizás la única pega de esta expansión, y tampoco me parece demasiado grave ya que realmente es una cuestión subjetiva. La parte objetiva es bien distinta. Tenemos zonas enormes llenas de recovecos, de variedad y con mucho por descubrir ya sean misiones secundarias, cofres, cuevas, etc. Como veis este análisis no da para mucho más y, como he dicho al principio de puede resumir como más de lo mismo, pero nuevo. Todo aquel que haya disfrutado de Titan Quest tiene una parada obligatoria en esta expansión que suma con facilidad unas 15 horas de juego.

8/10

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s