Análisis – Borderlands 3

Título: Borderlands 3
Desarrollador: Gearbox Software
Plataforma: PC (Versión analizada) ; PS4 ; XOne
Género: Action-RPG ; FPS
Año de lanzamiento: 2019

La serie Borderlands es una de mis favoritas desde que, en enero de 2011, tuve la gran suerte de empezar su primera y, por aquel entonces, única entrega. Lo hice con la edición Juego del Año, que incluía una serie de expansiones del todo recomendables, como La isla zombi del Dr. Ned, La armería secreta del General Knoxx, etc.

Desde el principio las mecánicas han estado bien asentadas y podría decirse que apenas han tenido variación. La mejor forma de definir un Borderlands es como un RPG de Acción (como podría serlo Titan Quest o Diablo 3) pero con un sistema de combate propio de los First Person Shooter. Esta mezcla, aunque brutal, no es plato de buen gusto para mucha gente que puede buscar acción desenfrenada sin tener que estar mirando cada arma nueva que se encuentra; ni tampoco para gente que quiera un RPG de Acción de corte más tradicional.

Borderlands3-1

Sea como fuere, la serie siempre ha hecho gala de un humor muy bestia, y es que en Pandora todos están locos y su vida no vale ni para hacer cerveza sin alochol. Con Borderlands 2 la cosa se disparó: Muchísimas más armas, más enemigos, una variedad de localizaciones genial, una historia divertidísima y uno de los mejores antagonistas que hemos visto en los últimos veinte años, muy por encima del sobrevalorado Vaas de Far Cry. Jack el Guapo no solo hizo aparición en la segunda entrega, sino también en el conocido como Borderlands The Pre-Sequel, que lleva ese nombre por ser una secuela del primero y precuela del segundo. Aunque algo más flojo, el hecho de que la acción ya no tuviera lugar en Pandora sino en Elpis: Su luna. Este cambio hacía que los enemigos fueran distintos, que los escenarios también… ¡E incluso la gravedad! También nos dejaron la oportunidad de jugar como un Claptrap. ¿Qué más se le podía pedir?

Todo esto os lo cuento porque me parece que hay que entender muy bien el contexto en el que nos encontramos este Borderlands 3 dentro de la saga para poder comprender sus puntos negativos. Cuando anunciaron que había una nueva entrega en camino, todos esperábamos una cosa: Que fuera más de lo mismo, pero mejor. Y su segunda entrega había dejado el listón alto. MUY alto. Las mecánicas de la saga son tan sólidas, que cambiarlas solo enfurecería a los fans más aférrimos. Que hayan mantenido casi toda su estructura intacta solo hace más difícil comprender dónde narices falla este título, pero tranquilos que tras decenas de horas he dado con la clave del problema.

Borderlands 3-5

Para empezar, siempre que me ponía a los mandos de un nuevo Borderlands ya tenía más o menos claro con quién iba a jugar. En Borderlands 2 jugué con la Sirena (aunque también os recomiendo a la Mecanomante), en The Pre-Sequel con Claptrap, por supuesto. Y al llegar a este Borderlands 3… Me tiré más de cinco minutos viendo qué personaje me parecía el menos malo de los cuatro. Al no decidirme, tiré por más genérico. He de decir que no me arrepiento de esa decisión.

La historia parte de un punto muy complicado para la serie, y es que necesitaban a un villano que estuviera por encima de Jack el Guapo (spoiler: no lo están). Era imposible no quererle pese a ser un bastardo hijo de p%@#. Para llenar este vacío tenemos a los Hijos de la Cámara, una mezcla entre secta y club de fans liderada por los Hermanos Calypso, que quieren obtener el poder oculto en las Cámaras para dominar la Galaxia. Estos antagonistas son… Bueno, no sé si es que yo no soy el público objetivo a quien va destinado este tipo de personajes pero me parecen los típicos adolescentes frikis que van gritando que están locos solo porque son raritos.

Borderlands 3-6

El mayor problema que me encuentro con el argumento es que, por alguna razón, este Borderlands decide tomarse en serio a sí mismo. Y eso no funciona en una serie como esta donde tan pronto estás bregando con una revolución comunista de robots de un metro, como disparando con una ametralladora con más conciencia que tú. De repente todo es enorme, la galaxia entera está en peligro y nosotros hemos pasado de ser unos «busca-cámaras» a ser parte de un grupo revolucionario que, honestamente no me convencen los motivos por los que se rebelan o por qué debería importarles lo que hagan los Hermanos Calypso. Se ha perdido en parte la esencia de Pandora: Esa locura tan propia del universo de Mad Max llevado al extremo del humor negro.

El mejor ejemplo que se puede poner aquí lo encontramos en dos personajes de sobra conocidos por todos los que han jugado a la serie: Tina Chiquitina y Claptrap. Tina estaba absolutamente pirada hasta puntos del todo delirantes y Claptrap jamás ha tenido ningún apego hacia ninguna forma de vida orgánica. Se trataban de personajes planos sin mayor profundidad. Sí, cada uno tenía su propia historia detrás pero la personalidad estaba muy marcada por esos rasgos. El problema viene cuando en Borderlands 3 buscan tomarse en serio a estos personajes (y a otros) dotándoles de una finísima capa de profundidad que simplemente no encaja. El cambio de Tina por ejemplo, es brutal.

Borderlands 3-4

Otro punto negativo que he encontrado es que Borderlands 3 guarda una diferencia abismal con Borderlands 2 en lo referente al humor. Mientras que sus predecesores eran muy burros, con unas bromas muy negras y ácidas, este juega a ser irreverente, llamativo y duro sin llegar a serlo salvo en contadísimas ocasiones. No se puede hacer ese tipo de humor siendo políticamente correcto.

He querido dejar para el final el mayor problema de Borderlands 3 y este viene dividido en dos. Por un lado, tenemos el mapa del juego. Como los desarrolladores han querido sacarnos de Pandora ya no tenemos un gran mapa sino unos mapas más pequeños. Esto de por sí, bien hecho, no debería suponer ningún problema. Y de hecho hay planetas con un mapa lo suficientemente extenso como para que uno pueda perderse y explorar un poco. ¿Dónde falla esto entonces? En que, pese a que estamos en lugares abiertos, durante gran parte de la aventura principal he tenido la sensación de estar caminando por un pasillo enorme, alejándome de la experiencia de mundo abierto que vengo recordando.

Borderlands 3-7

Donde más brilla Borderlands 3 es en sus misiones secundarias. Todo lo que falla en la historia, parece encajar mucho mejor en este contenido totalmente opcional. Me cuesta admitirlo, pero que sea uno de sus puntos fuertes no quiere decir que sea maravilloso. Es el primer juego de la serie en el que no he completado absolutamente todas las misiones por puro tedio. Se sienten repetitivas, si bien muchas de ellas gozan de una extraordinaria creatividad, repletas de guiños. Los fans de El Señor de los Anillos esbozarán una buena sonrisa gracias a una de esas misiones.

Borderlands 3-3

En definitiva, y por mucho que me cueste, la fórmula de Borderlands 3 comienza a languidecer. No por sus mecánicas, que se mantienen intactas, siendo un juego divertidísimo en su base, sino por una narrativa y unos personajes que no consiguen mantener el ritmo. No logra mantener el carisma de entregas anteriores. Todo el apartado audiovisual es absolutamente maravilloso, con una diferencia entre planetas más que notable, siendo cada localización totalmente distinta y con una personalidad propia.  El gunplay sigue siendo el de siempre, y aunque al principio apenas se ve una variedad de enemigos a la altura de títulos anteriores, tras pasar cierto punto veremos nuevas criaturas. Puede que no sea el título con mayor variedad en su bestiario pero mantiene el tipo.

Si quieres iniciarte en la serie, sigo recomendando encarecidamente Borderlands 2. Si por el contrario disfrutaste de cualquiera de las demás entregas, este es tu juego también. Pese a todo. No obstante, quienes no disfruten de su fórmula no van a encontrar en este título ese algo que les pueda hacer cambiar de opinión.

7,5/10

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s