Análisis – Astral Chain

Título: Astral Chain
Desarrollador: Platinum Games
Plataforma: Nintendo Switch
Género: Acción; Hack’n’Slash
Año de lanzamiento: 2019

Creo que, a estas alturas, sobran las presentaciones cuando toca hablar de Platinum Games. Es a día de hoy uno de los poquísimos estudios cuyo nombre es sinónimo de calidad. ¿Que anuncian un juego? Apenas necesito saber nada de él para saber que acabaré comprándolo. De hecho, es precisamente lo que me ha pasado con Astral Chain. La escasez de exclusivos gordos de calidad es algo que viene afectando a Nintendo Switch desde hace un tiempo, por lo que en cuanto pude no tuve ningún reparo en hacerme con él. Pero, ¿está a la altura del resto de obras del estudio? Pasen y vean.

Si a CAPCOM se le da bien hacer juegos de terror, el punto fuerte de Platinum Games son los Hack’n’Slash. Suya es la saga Bayonetta y suyo es, cómo no, Wonderful 101 (que por cierto, fue el primer análisis que publiqué en el blog). Entre otros, claro. Porque la sombra de este estudio es alargada. Astral Chain se aleja por completo de las fórmulas que nos ha ido presentando a lo largo de los años, pero sin dejar de ser ese género que tanto les gusta. ¿Must have de Switch? Probablemente.

Astral Chain 6

Lo primero que hay que saber de Astral Chain es que estamos ante un juego con un ritmo muy irregular. Y es algo que quiero abarcar desde el principio. Da la sensación de que en Platinum Games tenían previsto algo más ambicioso que el resultado final y se nota muchísimo. Esta ambición se nota en unas partes de la aventura donde nos toca investigar ciertos asuntos extraños, que para algo estamos. Lo malo es que rompe por completo el ritmo del título y aunque, desde un punto de vista de diseño de videojuego, esto es algo necesario, estas partes de investigación se me han hecho muy tediosas. Por mi parte, solo buscaba que acabasen para repartir guantazos como un semidiós griego.

Astral Chain 2

Desde el punto de vista de la jugabilidad, la acción es muy sencilla: Formamos parte de unas fuerzas especiales del orden capaces de controlar a unos seres llamados legiones. Cada uno tiene sus propias características y será vital conocerlas para poder sacarles el máximo partido. Nosotros la mayor parte del tiempo no estaremos a los mandos de estas criaturas, sino que controlaremos al protagonista. Las legiones atacarán automáticamente aunque sí que podremos ordenarles si lanzarse a por el enemigo, si replegarse y demás. Tiene un componente táctico de lo más interesante que, sumado al frenetismo de cada combate, nos va a pedir que pensemos lo más rápido que podamos, que conozcamos a nuestros enemigos y que sobre todo sepamos de lo que son capaces nuestros aliados.

Es una fórmula que no recuerdo haber visto jamás en un título en mi vida pero que dota de una profundidad adicional a lo que es el género. Si por ejemplo tomamos God of WarDevil May Cry como ejemplo, nos daremos cuenta que aquí no manejamos a un personaje, sino a varios. Cada uno con su rama de habilidades, sus pros, sus contras, su resistencia, su fuerza… Y de verdad que es importantísimo conocerlos para sacarles el máximo partido.

Astral Chain 1

Ahora bien… Lo de las legiones suena fenomenal sobre el papel y, sinceramente, funciona a la perfección en el juego, pero de nuevo he notado como que todo iba con prisas. Como si el título estuviera pensado para durar el doble. No será hasta el final que tengamos disponibles todas las Legiones Esta sensación no viene solo por este tema, ni siquiera por lo que he contado antes acerca de los «parones» en el ritmo que presenta Astral Chain. También se nota en otras cosas. Hay fases que se desarrollan en otra dimensión donde además de tener muchos más combates, también disfrutaremos de algunos puzles y cierto «plataformeo». Pero donde más se sufre este asunto es, sin duda, en la narrativa.

Astral Chain 7

Todo lo que envuelve a la historia parece estar contada rápidamente, pese a que el juego dura tranquilamente 20h. Y qué queréis que os diga, es que se hace corto y da la sensación de que el mundo da mucho más de sí. El juego se divide en unos 12 actos. Tiene el mejor comienzo de un título de Platinum Games que recuerdo desde Bayonetta 2, y sin embargo luego la historia tarda en arrancar para ir demasiado rápido. No existe un desarrollo para nuestro personaje, algo que me ha extrañado muchísimo, y los que nos rodean tampoco es que dispongan de un arco brillante ni mucho menos.

Llegados a este punto parece, como muchas veces me pasa, que no hay nada potable en Astral Chain. Para nada. Cuando el juego se centra, es absolutamente flipante. A todos los niveles. Hay cinemáticas con unos encuadres espectaculares, hay combates que te ponen la adrenalina a unos niveles inhumanos, que te hacen sentir como una auténtica máquina de matar; y todo eso acompañado de un apartado audiovisual para quitarse el sombrero. Y más si tenemos en cuenta que hablamos de un título que podemos jugar perfectamente en la playa, en el Metro, en la cama o el baño.

Me ha recordado muchísimo artísticamente a Xenoblade Chronicles 2, con un estilo a medio camino entre el anime y el cell shading que tan bien le sienta la consola híbrida de la Gran N. Además, el juego está perfectamente optimizado tanto para jugar en modo portátil como en modo dock y no se va a notar ninguna diferencia de rendimiento si se prefiere hacer uso de uno u otro.

Astral Chain 3

En lo que se refiere al control, solo debo decir que se nota y mucho, la experiencia del estudio. Todo responde a la perfección: Rápidamente y tal y como hemos ordenado. Si la liamos, sin duda será nuestra culpa. No se siente injusto en ningún momento y, como suele pasar con todo lo que hace esta gente, existe una diferencia abismal entre conocer el juego y controlarlo. Podemos conocer las mecánicas y pasarnos el título en modo normal o fácil sin muchos problemas; pero si queremos dominarlo de verdad nos va a pedir que lo demos todo, llegando a ser muy exigente.

Una cosa de la que se ha quejado mucha gente, y en lo que estoy de acuerdo, en en el tema de la cámara. Hay veces, sobre todo en los combates ubicados en lugares estrechos o incluso en enfrentamientos importantes, donde la cámara falla más que una escopeta de feria poniéndose en ángulos que no facilitan nada el trabajo. Muchas veces he pasado malos momentos solo por este tema.

Astral Chain 5

En cuanto a la historia tengo que reconocer que es la clásica «japonesada» que como no estés atento no te vas a enterar de lo que está pasando y te vas a perder cosas muy importantes para la trama. Aun así, y sin entrar en detalles, debo reconocer que no solo es muchísimo más profunda de lo que parece (más duración no habría estado mal para ayudar a desarrollar más el mundo); y también mucho más compleja que en la mayoría de títulos que nos vienen del país del sol naciente. Merece la pena prestarle atención, pero tampoco esperéis algo a la altura de obras maestras de la narrativa del sector.

Astral Chain 4

Sí: Astral Chain tiene la capacidad de encandilar tanto a los más fanáticos del género (y del estudio) como a los más novatos. Y es una de sus mayores virtudes. Además, ofrece una rejugabilidad necesaria para poder conocer todo lo que el título es capaz de abarcar. Pienso que no es la mejor obra de Platinum Games, y es que títulos como el antes mencionado Bayonetta 2 están muy por encima de Astral Chain, pero eso no le quita ni un ápice del mérito de la calidad que ofrece.

He estado durante varios días si ponerle, o no, un 9/10 a Astral Chain. Y aunque sí me parece un must have como la Catedral de Colonia, adolece de demasiados problemas como para plantarle mi seal of approval. Si hablásemos de otro estudio, debo decir que no me mostraría tan reticente a la hora de ponerle esa nota. Pero sé que Platinum es capaz de muchísimo más. Aun así, tanto si te gustan los hack’n’slash como si no, la pregunta que realmente importa a la hora de decidirse a jugar a Astral Chain es mucho más sencilla de lo que uno puede esperar. ¿Tienes una Nintendo Switch? ¡Pues a por él de cabeza!

8,5/10

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s