GTA III – Los tres coches más difíciles de conseguir

Cualquier GTA tiene un parque móvil para el recuerdo, y desde luego es innegable que los vehículos que podemos encontrarnos circulando por la ciudad guardan más encanto que la mayoría de los personajes que los conducen. Todos tenemos nuestros favoritos pero… ¿Cuáles son los coches más difíciles de conseguir? Cada entrega tiene los suyos, evidentemente. Y hoy toca recordar cuáles son los tres coches más difíciles de conseguir en GTA III.


3. BF Injection

Un BF Injection por Chinatown, en Portland.

Muchos quizás os sorprendáis de que este coche se pueda plantear como uno de los más difíciles de conseguir de todo el juego. Incluso no recordéis el conducirlo como algo díficil pero creedme que lo es. El BF Injection, para quien no lo sepa, es un buggy de dos plazas carente de puertas, techo y —aparentemente— luces delanteras, aunque por la noche para que se encienden unos faros. TIene el motor situado en la parte trasera de la carrocería y al descubierto y no tiene maletero.

Se trata de un vehículo bastante rápido y, como cualquier buggy que se precie, endiabladamente divertido de manejar. Como se aprecia en las fotos tiene unas ruedas bastante grandes y si queréis dar una vuelta por las pocas zonas naturales que presenta Liberty City, como la costa este de Portland o los alrededores de Shoreside Vale, es vuestra opción.

El BF Injection únicamente aparece en un sitio y de 18:00 a 20:00h

Pero entonces, ¿cómo es que está en la lista? Sencillo. El coche sólo aparece en el distrito Red Light una vez accedemos a Staunton Island. Su punto de aparición se ubica muy cerca del club de Luigi, en el mismo parque donde El Burro nos da sus misiones. Se trata del apartamento de Misty, una de las chicas de Luigi y con quien se lleva muy bien Joey Leone. De hecho, durante las misiones que él nos da le veremos arreglando el BF Injection. El mayor problema es que para cuando podamos hacernos con él, las Triadas y los Diablos querrán vernos muertos.

Por si fuera poco, el coche sólo aparece de 18 a 20h por lo que a no ser que lo sepamos de antemano, encontrarse con el coche es más un acto de pura suerte que otra cosa. Como punto positivo hay que decir que es uno de los coches que nos piden en la lista del Garaje de Importación / Exportación de Shoreside Vale por lo que una vez la hayamos completado, estará disponible en dicha ubicación siempre que lo queramos conducir.


2. El Patriot blindado de Ray Machowski

El Patriot de Ray en los Altos de Hepburn.

Ray es uno de los múltiples personajes que nos darán qué hacer durante nuestra estancia en Liberty City. Se trata de un policía corrupto a las órdenes de la Yakuza que nos encontraremos, tras dar un buen rodeo por la ciudad, en los baños de Belleville Park.

Una vez acabemos su arco argumental nos pedirá que lo llevemos al Aeropuerto Internacional Francis. Tras fugarse de la ciudad nos dará $20,000 y un Patriot aparentemente normal. De hecho, visualmente no se diferencia en nada de un Patriot más. SIn embargo como ya habréis adivinado… Está blindado. Concretamente es a prueba de balas, lo que significa que por mucho que disparen a Claude llevando este vehículo, no pasará nada.

El Patriot blindado es, estéticamente, igual a cualquier otro Patriot del juego.

No es el único vehículo a prueba de balas, y de hecho podremos hacernos con varios vehículos resistentes al fuego, a explosiones y demás en diferentes misiones aunque hacerlo en la mayoría de los casos nos costará sangre sudor y lágrimas. Esos vehículos no están planteados para ser adquiridos y es por eso que no están en esta lista. En cuanto al Patriot blindado de Ray, debemos guardarlo como oro en paño pues a diferencia del resto de coches de esta lista no puede volver a conseguirse si se destruye.


Menciones especiales

Antes de pasar al primer puesto me toca hablar de varios coches que aunque son difíciles de conseguir —e incluso pueden considerarse raros—, han quedado fuera de esta lista.

Mr. Whoopee en el Campus de Liberty.

Mr. Whoopee: El camión de los helados es uno de esas rara avis que pueblan Liberty City, y encontrarse con uno por las calles puede convertirse en una tarea harto complicada. En un primer momento iba a estar en la lista ya que uno puede volverse loco buscándolo para el Garaje de Importación / Exportación de Portland. Sin embargo, una vez lleguemos a Shoreside Vale será cuestión de tiempo que nos encontremos con alguno sin ni siquiera buscarlo. Eso sí, que aparezca por la isla de Portland es muy muy muy difícil.

Un Kuruma del FBI.

FBI: Se trata de un Kuruma que puede ser negro o grisáceo, dependiendo de si lo robamos de un punto de control o si por el contrario nos hacemos con uno que nos persiga. Aparece cuando tenemos cinco estrellas de búsqueda y en él siempre irán cuatro agentes del FBI. Hacerse con él es algo difícil y si no cometemos muchos crímenes podremos pasarnos el juego sin apenas saber de su existencia. Si logramos robar uno podremos hacer misiones de vigilante como con cualquier otro coche al servicio de la ley.

El mítico Rhino

Rhino: El famoso tanque de GTA III merece estar en la lista por méritos propios y es que, si no usamos trucos, no podremos conducir un tanque hasta el final del juego. Para todo lo demás, GIVEUSATANK. 😉


1. Borgnine

Supongo que los más viejos del lugar no dudaban que en lo más alto de la lista iba a encontrarse el legendario Borgnine. Si existe un coche que puede pasarte totalmente desapercibido y que, pese a jugar decenas de horas no llegues a ver nunca, ese es el Borgnine; también conocido como «el taxi rojo». Son muchos los jugadores que completaron la historia de GTA III sin saber siquiera de la existencia de este automóvil. El nombre, por cierto, es una referencia al actor Ernest Borgnine, que hacía de taxista en la película de John Carpenter «1997: Rescate en Nueva York».

Este curioso Cabbie modificado sólo puede conducirse una vez hayamos completado cien viajes como taxista, lo que nos llevará varias horas de juego. No es necesario hacerlas seguidas, por cierto. Una vez lleguemos a la cifra, recibiremos un mensaje en el Busca diciendo que Borgnine Taxis comienza a dar servicio en la ciudad. Si vamos a su sede, situada al norte del Distrito Red Light, muy cerca de la emisora Head Radio podremos verlo aparcado a cualquier hora del día. No existen trucos ni ninguna manera de conseguir el Borgnine si no es completando las cien misiones como taxista y acudiendo a esta ubicación. Que esa es otra, si no sabes dónde está Borgnine Taxis y no estás atento, te puedes tirar un buen rato buscando.

Un Mr. Whoopee circulando por Portland.

Dicho esto sólo me queda preguntaros si vosotros lo habéis llegado a conducir, si os gusta y, en cualquiera de los casos, ¿qué coche robabais siempre que podíais en GTA III? Sé que no es el más rápido, ni el mejor, pero siento especial predilección por los Stallion y no he dudado en usar uno para ir buscando los 100 paquetes ocultos.

Stallion junto al último paquete oculto.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s