Bestiario – Los Soldados Mecánicos de Dishonored 2

Criatura: Soldado Mecánico
Juego donde aparecen: Dishonored 2
Nivel de Amenaza: ALTO
Nivel de Rareza: Raro

Todo aquel que haya jugado a Dishonored 2 (Análisis) tendrá grabada a fuego una imagen: Y es que, la primera vez que llegamos a la Mansión de Jindosh, esta aparece inusualmente tranquila. Desde que ponemos los pies en su interior sentimos que algo no marcha bien, y todo lo que tenemos a nuestro alcance es una sencilla palanca. Una vez activada, esta revela el truco del nivel: Una mansión con habitaciones cambiantes que funciona como un enorme puzle en tres dimensiones. Junto a este primer cambio se nos presentará a los soldados mecánicos: Unos enemigos implacables, terriblemente duros y que nos podrán poner las cosas muy difíciles si no sabemos enfrentarnos a ellos.

ClockworkMansion
El primer Soldado Mecánico que nos encontraremos tras entrar en la Mansión Jindosh.

Los soldados mecánicos son unos autómatas antropomorfos que entre sus muchas sorpresas hay una que salta a la vista: Sus cuatro cuchillas. Además, están equipados con una visión periférica que les permite ver todo lo que tienen delante y detrás de ellos. No es su única característica a tener en cuenta, pues también disponen de una protección en su cabeza con forma de calavera de pájaro, siendo este precisamente uno de sus puntos débiles. De hecho, la mejor manera de inutilizarlos es decapitándolos, lo cual no será nada fácil. Para poder llevar a cabo la tarea, será necesario disponer de una buena puntería y… Tener la ballesta mejorada. Una vez sin cabeza, la única manera que tendrán para detectarnos será por medio del ruido, pero no distinguirán entre amigos y enemigos. Esto es una enorme ventaja, pues atacarán a otros soldados mecánicos y cualquier personaje que se interponga en su camino.

La mente creadora detrás de estos formidables enemigos es Kirin Jindosh, quien no sólo los utiliza como su propio ejército de guardaespaldas, sino que también pretende crear un ejército para El Duque de Serkonos… Y para todo aquel dispuesto a pagar la fortuna correspondiente. De hecho, durante nuestra visita a la Mansión Mecánica podremos encontrarnos con varios acaudalados clientes dispuestos a tener un par de unidades en sus casas.

Kirin Jindosh es un ferviente admirador de Anton Sokolov, filósofo y figura de relevancia en el universo Dishonored. Con una inteligencia formidable y amante de los rompecabezas, una de sus mayores creaciones es su propia casa: La Mansión Mecánica. Ahí reside, investiga, crea y cierra tratos comerciales millonarios. Su mayor peculiaridad es que se podría decir que, en cierto modo, la mansión está viva, pues las habitaciones irán cambiando dando lugar a espacios totalmente diferentes, y lo que en un primer momento es un recibidor, al siguiente puede convertirse en una biblioteca. Por ejemplo.

Pero volvamos a los Soldados Mecánicos y hablemos de su aspecto. Mientras que su torso y su cabeza están unidos de manera «física», sus extremidades lo están de manera magnética, por lo que si nos acercamos lo suficiente a ellos comprobaremos que estas parecen flotar o algo por el estilo. Como he mencionado antes, los Soldados Mecánicos cuentan con cuatro brazos acabados en peligrosas cuchillas que, sumados a su capacidad de reacción y su velocidad, los convierten en unos adversarios letales en el combate cuerpo a cuerpo. Es por eso que enfrentarse a uno de ellos no suele ser la mejor opción; no digamos ya hacerlo contra dos o más adversarios. Si a esto añadimos su extraño diseño donde, de buenas a primeras no parece quedar claro cuál puede ser su punto débil, es patente que la mejor opción pasa por correr y esconderse.

La Mansión Mecánica.

Los Soldados Mecánicos, pese a su admirable resistencia física, no son más que eso: Máquinas. Lo que conlleva un comportamiento fácilmente predecible si se estudia con atención. Cuentan con varios estados de alerta: Inactivo ; Activo ; En Alerta ; Ataque. Para saber en qué modo se encuentran lo más fácil es prestar atención a las frases que dicen. Así por ejemplo, si dicen «Activado» o similar, la máquina habrá salido de su fase de inactividad; muy probablemente por algo que hayamos hecho. Muchas veces estarán inactivos en lugares de la mansión donde pasarán desapercibidos por lo que aunque pensemos que una zona es segura lo mejor es avanzar con pies de plomo.

Aunque lo mejor es evitar atacarlos directamente, es posible que durante nuestra incursión en la Mansión Mecánica, acabemos dándonos de bruces con uno o más de estos peligrosos soldados y apenas tengamos capacidad de reacción. ¿Qué hacer entonces si no hay posibilidad de escapar? ¿Cómo podemos vencerlos en un combate directo, si es que se puede? La buena noticia es que es posible vencerlos y existen varios métodos. Dos minas aturdidoras por ejemplo, bastarán para frenarlos para siempre; una granada bastará para decapitarlos y una única bala explosiva disparada correctamente a la cabeza también será suficiente para detenerlos.

Realmente hay varias maneras de enfrentarse a un Soldado Mecánico y salir victorioso, pero encontrarse con uno es una experiencia aterradora. Su perfil afilado, sus extremidades largas y estrechas y su extraña calavera asustan de por sí, pero verles avanzar sabiendo de lo que son capaces, sabiendo que no son humanos y que no dudarán ni por un instante a la hora de matarnos convierten a estas máquinas en el enemigo más peligroso y aterrador de Dishonored 2. Sólo de pensar que Kirin Jindosh pretendía crear todo un ejército de estas criaturas e incluso meter uno en cada familia acaudalada se me ponen los pelos de punta. ¿Os imagináis un Dishonored 3 donde los Soldados Mecánicos han tomado el control casi como si de una Skynet victoriana se tratase? Yo sí, y dudo mucho que fuese capaz de enfrentarme a ellos.

Los Soldados Mecánicos entran en el Bestiario de la Ludoteca como uno de los enemigos más aterradores que hayan pasado por aquí. Su aspecto, su letalidad y su forma de moverse apenas son fácilmente descriptibles, pues cuando uno está a los mandos de Emily o Corvo y se adentra en la Mansión Mecánica, entiende que está ante algo diferente y peligroso. Algo que no se puede escribir y que hay que experimentar.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s