Impresiones – Pumpkin Jack

Vivimos una época maravillosa para el sector. Hoy día es más fácil que nunca desarrollar videojuegos y cualquiera con un poco de interés, mucho tiempo y mucha persistencia, puede sacar adelante productos de lo más destacables. También vivimos una época donde muchos de los que crecimos en los años 90 podemos aportar nuestra visión de aquellos títulos con los que pasamos innumerables tardes.

Nicolas Meyssonnier es uno de esos chavales que no sólo creció con una PlayStation en casa, sino que ha tenido las ganas y el tiempo para sacar adelante su propio proyecto. En estos tiempos donde los remakes y las remasterizaciones están a la orden del día, no es de extrañar que haya quien no esté del todo de acuerdo con la calidad del producto final. Y también hay quien, harto de esperar el remake de su título favorito, opta por realizar su propia obra. En uno de esos casos se encuentra Pumpkin Jack, y Nicolas no oculta su influencia más directa: Medievil. He podido jugar a Pumpkin Jack, y os cuento mis impresiones.

Pumpkin Jack se presenta como un título de acción y plataformas en tercera persona que nos pone en los… ¿huesos? de Jack, un esbirro del propio demonio quien, harto y aburrido de la perfección del mundo, ha querido sembrar el caos y la destrucción. Los humanos no se han quedado de brazos cruzados y han llamado a un poderoso hechicero que está tirando por tierra los planes del demonio. Nosotros somos los enviados por el demonio para combatir al hechicero bajo la esperanza de poder cruzar al Más Allá una vez completemos nuestra misión.

Me gustaría empezar estas Impresiones con lo primero que me ha llamado la atención, y es la fluidez con la que se mueve todo. Visualmente el juego es correcto, sin muchas florituras, pero sorprende que esto lo haya desarrollado una única persona. Los modelados y las animaciones lucen de muerte y el control es rápido y preciso.

Es cierto que si os fijáis en la imagen que hay dos párrafos más arriba, veréis que el botón que aparece es el de Error. He intentado jugar con un mando pero me ha parecido impreciso y los botones que se veían en pantalla no eran los adecuados. Al poco de empezar a jugar nos acompañará un cuervo que podrá hacer un ataque a distancia. Aquí ha sido donde he tenido que dejar el gamepad para seguir con teclado y ratón porque la acción no estaba mapeada. Una pena, aunque es verdad que en cuanto he cambiado a teclado y ratón la experiencia ha mejorado mucho.

El nivel que he podido jugar apenas ha durado media hora y aunque es una cantidad de tiempo considerable, me ha dado la sensación de estar ante un título lento en empezar y que adolece precisamente, de falta de gente implicada. Únicamente hay tres enemigos en todo el nivel: Unos esqueletos, ratas y unas calaveras clavadas en estacas. No son complicados ni nos ponen en aprietos. El combate efectivamente tiene momentos donde se vuelve divertido e incluso rápido; pero el juego no parecía interesado en que perdiese. Existen puntos de control cada dos por tres y faltas muchas cosas por ajustar (la cantidad de vida que recuperamos, cuándo la recuperamos y cuánta nos pueden quitar los enemigos).

En definitiva, y aunque el trabajo de Nicolas me parece admirable, Pumpkin Jack no me ha despertado ningún tipo de sensaciones. Sin llegar a ser aburrido, tampoco es que me haya parecido la quintaesencia de este octubre. Ciertamente recuerda en todo a Medievil, pero sin que deje de parecer en ningún momento un título amateur. Tiene potencial, y estoy convencido de que tendrá su legión de seguidores, pero creo que yo no soy uno de ellos.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s